"Instalados en la excelencia". La crónica del Girona F.C. 3-1 C.D. Lugo. Por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 13:55:00 0 comentarios


Instalados en la excelencia

 Por Jordi Bofill


La temporada, justo antes de su inicio, prometía emociones fuertes. Dos cursos consecutivos rozando el ascenso y la confección de la mejor plantilla que ha tenido el Girona durante los nueve años que lleva en la categoría así lo indicaban. Además, desde la llegada de Pablo Machín a su banquillo, la competitividad está fuera de toda duda. Para entender lo que vivimos hoy, no hay nada mejor que echar la vista atrás y volver al origen de todo. Volver al momento en que la mentalidad del club, en el día más doloroso de su reciente historia, dio un paso adelante. Precisamente, ante el rival que visitaba anoche un Montilivi que permanece invicto en este arranque de liga.

Esa fatídica tarde, todos crecimos. En mitad de las lágrimas y sin tiempo para razonamientos, el Girona se ganó un respeto que aun hoy perdura. Un respeto que confirmó durante el año pasado y que ha permitido al equipo de Pablo Machín convertirse en un pez gordo en este arranque de campeonato. La victoria, tan justa como sólida, se fomentó gracias a la fuerza y fe de un colectivo que parece imparable cuando todo está de cara. Veremos cuando llegue la tormenta –que llegará- si la respuesta sigue siendo favorable. Si es así, no hay duda de que el objetivo de ascender estará mucho más cerca.

Los partidos en Montilivi, en su inicio, se están convirtiendo en una montaña rusa de final incierto. Con la continuidad del mismo once que venció en Murcia –René incluido-, a los seis minutos ambos equipos ya habían inaugurado su casillero. La lucha por la segunda posición se intuía apasionante. Primero golpearon los locales gracias a una exquisita definición de Borja García tras una maravillosa jugada de Coris. Y, sin tiempo para celebraciones, Carlos Hernández aprovechaba la estrategia para poner las tablas en el marcador. Tocaba empezar de nuevo.

Los visitantes –en mi opinión, el mejor conjunto que ha pisado Montilivi esta temporada- no tuvieron muchas opciones en un primer acto dominado totalmente por los gerundenses tras el intercambio de golpes. La fuerte presión del Girona en la salida de balón rival logró mantener el control del partido ante un rival que destaca, precisamente, por llevar la iniciativa. Advirtió Ramalho de que el empate era algo momentáneo pero José Juan evitó que la balanza se desequilibrara. Hasta que la fe de Portu hizo el resto. El centrocampista recuperó un balón que jamás debió ser suyo y asistió a Borja García para que éste lograra su primer doblete con la camiseta gerundense. Y suerte tuvieron los de Luis César de no verse con más desventaja antes del descanso ya que Longo prolongó su mal momento cara a portería, errando un uno contra uno que hubiera evitado el sufrimiento que se vivió durante el segundo tiempo.

Porqué si el peso del partido fue de los de Machín en los primeros 45 minutos, la segunda mitad fue totalmente distinta. Cierto es que los locales generaban peligro cada vez que tenían oportunidad, pero el control del partido ya no era suyo. Y, pese a que René no se vio obligado a intervenir de forma decisiva, la sensación –y más aún con la entrada de Caballero en los últimos minutos- era que el 2-2 podría caer en cualquier instante. Fantasmas del pasado. Por cierto; mal, muy mal, la actitud del público cuando el verdugo del Girona hizo acto de presencia. Ciertas faltas de respeto sobran. Y duelen cuando nos las hacen a nosotros. Cuidemos eso.

Varias acciones individuales ejecutadas por Longo y Aday no sentenciaron un partido que tuvo la incertidumbre en el marcador hasta sus instantes finales. Incluso Alcalá pudo anotar en un lanzamiento de falta directo que salió rozando el poste. Pablo Machín reservó las sustituciones para los últimos minutos, ya cuando Luis César había agotado todos sus cartuchos. Cuando los locales se veían sin fluidez, los balones eran para Portu, que salió de todas como y cuando quiso en una lección de liderazgo insólita para el poco tiempo que lleva en el equipo. Lógico que al final la balanza cayera por su propio peso y Alcaraz sentenciara el encuentro y asegurara la segunda posición en la tabla de un conjunto que visitará Huesca en siete días y recibirá al Levante en dos jornadas que pueden ser determinantes.



 La frase de Machín: “Hemos minimizado un muy buen rival”.



Girona 3-1 Lugo

Girona: René, Ramalho, Alcalá, Pablo Marí, Coris (Cifu, 85’), Pere Pons, Granell, Aday, Portu, Borja García (Rubén Alcaraz, 81’) y Longo (Cristian Herrera, 89’).

Lugo: José Juan, Jordi Calavera, Carlos Hernández, Marcelo, Manu, Carlos Pita, Sergio Gil, Pedraza (Pablo Caballero, 70’), Campillo (Yelko Pino, 75’), Iriome (Perea, 75’) y Joselu.

Goles: 1-0 Borja García (4’), 1-1 Carlos Hernández (6’), 2-1 Borja García (34’), 3-1 Rubén Alcaraz (93’).

Árbitro: González Fuertes (Comité Asturiano). Amonestó a los locales Longo y Borja García y a los visitantes Marcelo, Pita, Sergio Gil, Yelko Pino y Carlos Hernández.

Incidencias: Jornada 15 de la Liga 1|2|3. Estadi de Montilivi. 4.151 espectadores.



0 comentarios:

Publicar un comentario