"El daño ya está hecho". Artículo de opinión sobre el Girona F.C. Por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 21:24:00 0 comentarios


El daño ya está hecho
Por Jordi Bofill


Durante el Girona-Tenerife del pasado sábado 5 de noviembre, Vitolo, integrante de la plantilla tinerfeña, se fracturó la nariz en los últimos instantes del encuentro. El futbolista, según citaban l’Esportiu y el Diari de Girona al día siguiente, tuvo que acudir a un centro hospitalario de urgencia para tratar dicha fractura. No hubo más información al respecto ni se generó ningún comentario por parte del club visitante ni del jugador. Todo normal y caso cerrado, a falta de la recuperación del jugador.

La sorpresa mayúscula viene cuándo, seis días después, el viernes 11 a las 19:06 de la tarde, el periódico La Opinión de Tenerife, publica un artículo con el siguiente titular: “Vitolo cambió de hospital en Gerona al no ser atendido en castellano”. Sin dudarlo, entramos en la noticia para recopilar más datos al respecto. El subtítulo incrementaba la polémica ya que se mostraba así de contundente: “El jugador fue tratado con desaire en un centro público y se trasladó a otro privado”. El centro al que se referían es el hospital universitario Doctor Josep Trueta, hospital de referencia del área de Girona. Sinceramente, no podía creer lo que estaba leyendo. Al sentirme afectado debido a mis raíces catalanas y gerundenses, no podía más que seguir recabando información por si me había perdido algo. ¿Cómo podía salir semejante información seis días después de los hechos? ¿Era cierta? De ser así, ¿por qué el centro médico no había tomado medidas al respecto? ¿A qué se debía tanto secretismo? Demasiadas preguntas sin respuesta.

Cómo no podía ser menos, una noticia de esta magnitud empezó a publicarse en varios medios, entre ellos 20Minutos, quien aseguró que en el centro sanitario “no le atendieron en otro idioma que no fuera el catalán y que, ante la imposibilidad de hacerse entender, el jugador se vio obligado a acudir a un centro privado”. Más de lo mismo. Ya teníamos lío. Y no tardaron en saltar las personas que, sin contrastar, opinaron libremente sobre el caso. Evidentemente, con un desaire a la sociedad catalana bastante extendido. Uno más. Cómo si no tuviéramos bastante con los problemas que existen que debemos seguir creando nuevos. Y si no existen, nos los inventamos. Incluso se manifestó el President de la Generalitat, Carles Puigdemont, con el siguiente tweet: “La atención del Trueta ha sido impecable. Es vergonzoso que se ataque a su reputación porque la catalanofobia vende”. 

Llevo 30 años viviendo en Catalunya, toda mi vida. La experiencia que tengo en este tipo de casos me dice que, sabiendo que hay excepciones, suelen existir muchas ganas de polémica cada vez que algo así sale a la luz pública. Lástima que la gente no sepa lo maravillosa que es la gente catalana. Lástima que no quieran ni saberlo. No saben lo que se pierden. Cómo todas las opiniones con cierta objetividad son respetables, lo mínimo que podía hacer era contrastar las partes afectadas para poder hacerme la primera idea real de lo que estaba ocurriendo. Fue imposible ponerme en contacto con Lorenzo Dorta, redactor de la Sección de Deportes de La Opinión de Tenerife y quien firma la noticia. Así que pasé a intentarlo con el hospital. El personal del Josep Trueta no solamente no evitó el tema sino que me atendió en castellano, remitiéndome al comunicado que sacarían en las horas posteriores a mi llamada y que decía lo siguiente:

COMUNICADO DE LA DIRECCIÓN DEL HOSPITAL TRUETA A RAÍZ DE LAS INFORMACIONS PUBLICADAS EN RELACIÓN A LA ATENCIÓN AL SR. VICTOR AÑINO, VITOLO

A raíz de las informaciones aparecidas en diferentes medios de comunicación en relación a la atención al señor Víctor Añino, la dirección del Hospital Universitario de Girona Dr. Josep Trueta, quiere manifestar que el paciente llegó al centro el sábado por la tarde acompañado por varios miembros de su equipo. Se dirigieron directamente a la enfermera de triaje y allí la profesional, como es habitual, les preguntó en catalán en qué podía ayudarles. El paciente y acompañantes se presentaron como integrantes del Club Deportivo Tenerife, explicaron la situación y pidieron si les podían hablar en castellano. Inmediatamente la enfermera cambió de idioma y les habló en castellano. Pocos minutos después, informaron a una celadora que cambiarían de centro sanitario porque tenían una mutua.

Queremos informar que el Hospital Trueta es un centro sanitario de la red pública que atiende siempre a todos los pacientes que lo necesitan, independientemente del idioma que hablen. El centro atiende cada año decenas de miles de pacientes tanto de Girona como de todos los puntos de España y del mundo debido a su situación geográfica en una zona muy turística. La prioridad del Hospital es ofrecer siempre una atención eficiente y de calidad a todos los usuarios y, en ningún caso, el idioma es un impedimento a la hora de prestar asistencia sanitaria.

Así que, según el hospital, el problema no era el idioma sino la presencia de una mutua contratada para solventar este tipo de casos. Para terminar de avivar el fuego, Marc Crosas, compañero de Vitolo en el C.D. Tenerife y nacido en Catalunya, publicó un tweet dando su opinión al respecto, contradiciendo la opinión de los medios de comunicación y la del centro hospitalario al mismo tiempo: “Cambiaron hospital por ineptitud y pocas ganas de trabajar de enfermeras de guardia no por atenderles en catalán. Tontos hay en todos lados”. Efectivamente, los hay en todos lados.

En pocas horas habíamos pasado de la sorpresa inicial de la negación de un hospital ubicado en Catalunya a hablar en castellano a un paciente que requería de sus servicios –independientemente de su profesión-, a la negación de los hechos por parte de los implicados y a la posible pasividad de los trabajadores del centro. Tres versiones diferentes de un mismo caso. Hasta que el club afectado, el C.D. Tenerife, lanzó un comunicado con su versión de los hechos:

En relación a las informaciones publicadas en diferentes medios de comunicación, referidas a la atención sanitaria recibida por el futbolista del CD Tenerife Víctor Javier Añino Bermúdez, Vitolo, en el Hospital Universitario de Girona, tras la lesión sufrida al final del encuentro que disputó el equipo tinerfeño en Montilivi el pasado 05 de noviembre, consideramos oportuno expresar las siguientes matizaciones:

Primero
Desde el momento que se produjo la lesión en el terreno de juego, para el servicio médico del Club Deportivo Tenerife, lo prioritario e importante, en todo momento, fue una atención hospitalaria inmediata que valorase el alcance de la fractura nasal, ofreciendo un diagnóstico específico, y en consecuencia proceder a su tratamiento.

Segundo
En aras de esa rápida atención, el jugador, acompañado en todo momento por el médico del Club Deportivo Tenerife, fue desplazado con diligencia por el servicio de ambulancia gestionado por el club gerundense hasta el servicio de urgencias del referido hospital público.

Tercero
En la realización de los trámites previos en la sección de triaje (protocolo de valoración inicial de los pacientes), a juicio del doctor del Club Deportivo Tenerife, dos empleadas del servicio de urgencias no actuaron conforme a la inmediatez, actitud y predisposición que requería la importancia de la lesión sufrida por el jugador, hecho que motiva la decisión inmediata de trasladarse, a la mayor brevedad posible, en la misma ambulancia, a la clínica Girona, donde el trato fue diligente y correcto, en todo momento. 

Durante el tiempo en que tiene lugar la conversación entre el doctor y las referidas empleadas, el jugador se mantiene, como cualquier paciente, al margen, en los espacios habilitados para los usuarios, a la espera de ser atendido.   

Cuarto
Con motivo de los hechos relatados, el Club Deportivo Tenerife ha mantenido diversos contactos con el Girona FC y con el Hospital Universitario gerundense. Y en base a los mismos agradece la colaboración y buena disposición mostrada, en todo momento, por los dirigentes del club, así como la cordialidad y receptividad de la gerencia del centro hospitalario.

Quinto
El Club Deportivo Tenerife ha transmitido de forma verbal y escrita a la dirección del Hospital Universitario su malestar y queja por la atención recibida por el jugador en el servicio de urgencias, al entender como usuarios del servicio público sanitario, que la misma se podía haber producido con mejor atención, diligencia y predisposición, dado el estado de salud del jugador, en ese momento.

Este es el único pronunciamiento oficial y público que realizará el Club Deportivo Tenerife al respecto de lo ocurrido y relatado.


Ni una palabra sobre la posible no atención a su jugador en castellano. Ni una. Agradeciendo en todo momento el trato recibido por parte del club y de la clínica a la que Vitolo fue trasladado posteriormente. Tampoco aparece por ninguna parte que el motivo del traslado se debiera a la mutua contratada. Hablamos de una mala gestión por parte de dos empleadas que, aun siendo lo suficientemente grave para que la imagen del centro se vea afectada, nada tiene que ver con el titular de la noticia que abrió la polémica. Llegados a este punto, volví a realizar un último intento con el fin de hablar con Lorenzo. Una vez más, imposible. Mucho trabajo, me dicen. Me atendió su compañero, que ratificó la información publicada –según él, de boca del médico y el jefe de prensa del club- ya que considera que el C.D. Tenerife no desmiente dicha información. Es más, criticó a Crosas por hablar sin estar en el lugar de los hechos. En mi opinión, el club no debe desmentir algo que no ha dicho así que la noticia lanzada por Lorenzo Dorta queda en entredicho, buscando su momento de gloria y llamar la atención, como así ha sido en las últimas 48 horas. Pese a que se descubra la verdad, algo queda. Siempre. El daño ya está hecho. Por eso, hay que tener cuidado con lo que se vende. Bastante dañada está la imagen de Catalunya.





0 comentarios:

Publicar un comentario