El 1x1 del Girona F.C. 3-3 U.D. Almería. Por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 15:04:00 0 comentarios


1x1 Girona 3-3 Almería

 Por Jordi Bofill


Bounou: 3. La sombra de Isaac Becerra se alarga por momentos. 7 goles encajados en 3 encuentros (no jugó en Valladolid) no son una gran carta de presentación. A su favor añadir que la fragilidad defensiva no le ayuda pese a que ello no le exime de haber podido hacer más en algunos goles.

Kiko Olivas: 3. Ni rastro del Kiko Olivas que vimos durante la temporada pasada. Inseguro, como sus compañeros, en la línea defensiva. Incluso le vemos dubitativo con los pies. Ofensivamente no aportó en las jugadas de estrategia.

Juanpe: 3. Fue el más correcto de los tres, pero no se salva del desastre defensivo. Bien en el uno contra uno, la falta de concentración en determinados instantes fue algo demasiado evidente en todos los zagueros.

Alcalá: 3. No aportó la solidez necesaria en el centro de la zaga. Superado por Quique en el duelo individual, quedó en evidencia en el tercer gol visitante al perder el uno contra uno con Fidel.

Cifu: 7. Con una actuación mejorable en tareas defensivas aportó lo necesario para compensarlo en acciones ofensivas. Sumó varias acciones de peligro con precisas asistencias que no encontraron el premio del gol. Tuvo el 4-3 final pero su remate salió desviado.

Borja García: 6. Es evidente que su calidad puede romper cualquier encuentro en un abrir y cerrar de ojos. Bien neutralizado por la defensa rival, su calidad la vimos en contadas ocasiones. Eso sí, siempre con peligro.

Pere Pons: 7. Desbordado en tareas defensivas al ganarle la partida Soriano a Machín en el centro del campo, tuvo que multiplicarse pero no fue suficiente para evitar la sangría. Empató el encuentro tras casi tres años sin ver portería.

Portu: 7. Eléctrico, ayudó tanto en la destrucción como en la creación. Fue el autor de la brillante acción que terminó en el tanto del empate de Pere Pons. Fue sustituido a poco del final.

Coris: 6. Pese a errar en la última acción del encuentro en la toma de decisiones, su entrada permitió ver al jugador que llevamos viendo esta temporada: enchufado y con facilidad para generar peligro e intensidad desde la banda izquierda.

Aday: 8. Casualidad o no, la responsabilidad del brazalete hizo que viéramos al mejor Aday. Desbordó siempre con peligro y asumió la mayor parte del peso ofensivo del equipo. Asistió magníficamente en el 2-1 (lleva 3 asistencias, el que más en la categoría) y terminó como segundo punta.

Sandaza: 7. Se reencontró con el gol y, una vez más, llevó muchísimo peligro a la portería rival con sus movimientos y su trabajo en la sombra. Fue sustituido a mediados de la segunda mitad en una decisión que no terminamos de entender visto su rendimiento.

Longo: 7. Está en estado de gracia. Su tercera suplencia en el campeonato conllevó su tercer gol saliendo desde el banquillo en una acción de oportunismo. Aportó una marcha más en los momentos decisivos.

Cristian Herrera: 5. Pese a que su trabajo es siempre destacable fue el jugador ofensivo que menos brilló en el empate. Apenas tuvo oportunidades y fue uno de los sustituidos por Machín en la búsqueda de una reacción.

Granell: 6. Se situó en un doble pivote, junto a Pere Pons, y distribuyó el juego durante la última media hora además de contener los contragolpes visitantes. Mostró su habitual precisión en los pases siendo el autor de la asistencia en la última gran oportunidad para ganar los tres puntos.



Pablo Machín: 4. No se puede negar la innumerable cantidad de registros del equipo en el apartado ofensivo. El pero más evidente es la fragilidad defensiva que eso ha conllevado para el equipo. La búsqueda del equilibrio es el problema que, a partir de ahora, tiene el técnico soriano a la hora de encontrar un once inicial sólido, fiable y peligroso a partes iguales. El doble cambio al poco de iniciarse la segunda mitad conllevó un cambio de piezas que permitió ver durante varios minutos un doble pivote con Pere Pons y Granell con Portu y Borja García de enlace con Longo. La entrada de Coris por el ex del Albacete propició que también viéramos a Aday en dicha posición. Todas las soluciones fueron positivas en lo ofensivo pero la fragilidad defensiva (sin individualizar) fue un lastre demasiado evidente para sumar los tres puntos.




0 comentarios:

Publicar un comentario