"Tiene buena pinta". La crónica del Girona F.C. 1-2 Olympique de Marsella. Por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 14:38:00 0 comentarios


Tiene buena pinta

 Por Jordi Bofill


El Girona, pese a perder en los últimos minutos frente al Olympique de Marsella la 40ª edición del Trofeo Costa Brava, ofreció una imagen muy atractiva que confirma las expectativas creadas por la composición de la plantilla tras las incorporaciones de este verano. Especialmente en la primera mitad, el conjunto gerundense tuvo ocasiones y puso en aprietos a uno de los equipos punteros (o eso se espera) de la Ligue 1. Con mucho menos rodaje que los franceses, los hombres de Machín compitieron con mucha intensidad y con mucho peligro cada vez que se aproximaban al área rival. El cansancio, los muchos cambios efectuados en la segunda mitad y la efectividad del conjunto francés fueron argumentos más sólidos para que el equipo de Frank Passi terminara llevándose el encuentro en sus últimos minutos.

El técnico soriano, fiel al 3-5-2 habitual, hizo un llamamiento a la afición durante la presentación del pasado martes en la Plaça Independència. Casualidad o no, los 4.122 espectadores pudieron observar como el conjunto gerundense realizaba una primera mitad que, a buen seguro, no les dejo indiferentes. Vimos un conjunto atrevido, ofensivo, eficaz en la presión y peligroso en los últimos metros, con transiciones rápidas defensa-ataque que, por unos instantes, pusieron al conjunto francés con muchas dudas. Liderados por un Portu sublime (el mejor sobre el césped, de largo) y con un Rubén Alcaraz omnipresente en tareas defensivas, el equipo no tardó en disponer de las mejores oportunidades e, incluso, adelantarse en el marcador.

Avisó Sandaza (muy activo durante los minutos que disputó), con dos remates antes del primer cuarto de hora, el segundo de ellos al travesaño tras una gran jugada elaborada entre Cifuentes y Portu. De los tres goles que llevaba el equipo hasta ayer, las jugadas a balón parado cobraban una gran importancia al lograrse dos de ellos a través de la pizarra. El de ayer, no fue una excepción aunque hay que decir que la fortuna tuvo mucha incidencia en ello tras rematar Hubocan en su propia portería una falta lanzada por Rubén Alcaraz. De los franceses, ligero dominio con balón y poco más. Un lanzamiento de Gomis (abucheado por el público tras provocar una pequeña tangana), fue el bagaje más destacable de los primeros minutos hasta poco antes del descanso, cuando, tras un desajuste defensivo local, Khaoui aprovechaba una asistencia entre los dos centrales para empatar el encuentro.

El Girona, incluso, pudo volver a adelantarse en el marcador antes de volver a vestuarios. Un remate de Sandaza que terminó en saque de esquina y una magnífica asistencia del delantero toledano a Cifuentes que el carrilero no pudo aprovechar al realizar un control demasiado largo, fueron la rúbrica de una primera mitad donde el Girona mereció irse con ventaja en el marcador tras unos 45 minutos con más ritmo de lo habitual a estas alturas de pretemporada.

En la segunda mitad el decorado varió notablemente. El Olympique se puso las pilas y empezó a coleccionar ocasiones mediante sendos disparos de Cabella y Alessandrini, bien detenidos por Bounou. El conjunto local, por su parte, a excepción de un remate de cabeza que salió desviado por parte de Alcalá, no ofreció los síntomas que había mostrado antes del descanso. Tras 60 minutos de juego, Machín sustituyó a la mayoría del equipo; dejando los 90 minutos únicamente para Bounou y Ramalho, al que se le vio en un gran tono físico. La nota negativa la encontramos en Borja García (ojito al caño que se sacó de la chistera nada más salir), quien pidió el cambio a los veinte minutos de su ingreso por unas molestias que ya le impidieron disputar el encuentro del sábado frente al Blackburn Rovers.

Uno de los problemas que debe solventar este año el equipo es la portería, donde Bounou y René deben hacer olvidar al mejor portero de la historia del club, Isaac Becerra, fichado por el Valladolid tras no renovar su contrato en la portería gerundense. Pues bien, el internacional marroquí tuvo su primer momento de gloria, cuando rechazó espectacularmente un uno contra uno frente a Aaron. Lo que ya no pudo evitar es el gol de Maxime a falta de diez minutos, tras posible falta previa a Kiko Olivas. Un gol que daba la victoria a los franceses, pese a que el mismo Kiko tuvo el empate en tiempo de descuento. Su remate, una vez más tras jugada ensayada, salió demasiado alto.

Una derrota que no quita el buen sabor de boca que dejó un equipo llamado a hacer cosas importantes esta temporada. A falta de dos semanas y media para el inicio del campeonato, la siguiente prueba tendrá lugar este mismo sábado frente al Gimnástic de Tarragona (en Montilivi, a partir de las 20’00 horas).



La frase de Machín: “Estamos trabajando muchas cosas en los entrenamientos que se ven reflejadas en los partidos”.



Girona 1-2 Olympique Marsella

Girona: Bounou, Ramalho, Alcalá (Vivancos, 61’), Juanpe (Kiko Olivas, 61’), Cifuentes (Aday, 45’), Coris (Sergi Álamo, 61’), Rubén Alcaraz (Pere Pons, 61’), Portu (Eloi, 61’), Granell (Borja García, 61’) (Manel, 81’), Cristian Herrera (Felipe, 61’) y Sandaza (Lekic, 61’).

Olympique Marsella: Pele (Samba, 61’), Bedimo, Doria (Rekik, 45’), Hubocan (Rolando, 61’), Sakai (Aloe, 81’), Cabella (Sarr, 61’), Diaby (Zambo, 61’), Khaoui, Alessandrini (Aaron, 61’), Gomis (Maxime, 70’) y Machach (Tuiloma, 76’).

Goles: 1-0 Hubocan p.p. (14’), 1-1 Khaoui (39’) y 1-2 Maxime (80’).

Árbitro: Medié Jiménez. Amonestó a los locales Ramalho, Alcalá y Portu y a los visitantes Aaron, Gomis y Machach mientras que expulsó, con roja directa, al técnico Frank Passi (56’).

Incidencias: 40ª edición del Trofeo Costa Brava. Estadi de Montilivi. 4.122 espectadores.




0 comentarios:

Publicar un comentario