"Rozando la excelencia". La crónica del Girona F.C. 3-1 Elche C.F. Por Jordi Bofill

Posted by Penya Jandrista GFC On 17:28:00 0 comentarios


Rozando la excelencia

 Por Jordi Bofill


Analizada la plantilla días antes de que el campeonato se iniciara en Sevilla, quien más quien menos incluía (por trayectoria ascendente y plantilla) al Girona entre los candidatos a estar en la pelea por el ascenso a final de temporada. Y, aunque solo hayan transcurrido 180 minutos desde que el balón echase a rodar, las sensaciones que deja el equipo gerundense son inmejorables. El golpe de autoridad que se inició en el Ramón Sánchez Pizjuán tras remontar un marcador desfavorable de tres goles, tuvo su continuidad ayer en una exhibición de solidez y confianza propia pocas veces vista en Montilivi. Fueron tres pero pudieron ser seis o siete y, más allá del marcador, la sensación de que este proyecto va cogiendo fuerza y de que este Girona va muy en serio llenó de satisfacción a todos los presentes.

No era un día cualquiera. Y es que empezar la liga ante tu público siempre es especial. Y más, cuando llevas dos temporadas a un nivel tan alto como el que ha mostrado el conjunto de Machín los dos últimos años. Como si el destino también quisiera formar parte de todo esto, Jandro Castro volvía a la que fue y sigue siendo su casa. Él, que nos obsequió con tantas obras de arte durante su estancia en Montilivi cuando las dificultades se imponían a las alegrías, debió quedar maravillado con el fútbol que practicaron muchos de sus ex compañeros. Quizás fue una manera de agradecer su contribución al club. Si hoy estamos donde estamos, no tengáis duda de que él tiene mucha culpa de ello.

Tras las dudas defensivas que dejó el equipo en Sevilla se esperaba una pequeña revolución en el once inicial. Nada más lejos de la realidad, pese a que si hubieron varios retoques. Machín optó por mover íntegramente la defensa (del Ramalho-Juanpe-Kiko Olivas se pasó al Kiko Olivas-Alcalá-Juanpe) e introdujo las novedades de Pere Pons y Borja García en detrimento de Rubén Alcaraz y Granell. La salida del equipo fue espectacular, con y sin balón, con un ritmo muy elevado de circulación y una presión inmediata tras perdida que dejó sin argumentos a un Elche que llegaba a Montilivi con la moral intacta tras ganar al Rayo Vallecano. El equipo, sólido atrás y con peligro evidente arriba, agradeció la presencia de Pere Pons por delante de la defensa. La seguridad que da contar con un jugador de sus características no tiene precio.

Pero no fue únicamente Pere Pons el que rozó la excelencia en el encuentro de ayer. El equipo gerundense realizó una primera mitad digna de enmarcar donde pasó por encima de su rival, que no se acercó a la portería de Bounou hasta bien entrada la segunda mitad. Las ocasiones se sucedían una y otra vez a la portería de Juan Carlos (un cabezazo de Cristian Herrera y un lanzamiento de Aday tras jugada ensayada fueron las primeras acciones) hasta que una genialidad de Borja García empezó a romper el encuentro tras un disparo de falta directa. Lejos de bajar el acelerador, el Girona siguió insistiendo hasta encontrar el segundo poco antes del descanso. En una de las múltiples asociaciones que hubo durante el encuentro Aday habilitó a Portu para que se deshiciera de su marcador con un control orientado y cruzara el balón lejos del alcance de Juan Carlos. 2-0, llegaba el descanso y la sensación de superioridad era descomunal.

Nada más salir de vestuarios, Portu recuperó un balón imposible que a punto estuvo de convertirse en la sentencia definitiva pero Juan Carlos, bien situado, desvió a la esquina para que posteriormente Sandaza cabeceara fuera tras peinar Kiko Olivas en el segundo palo. El equipo de Toril, con cambio de sistema tras la entrada de Nino acompañando a Guillermo arriba, estiró sus líneas en busca de un gol que les metiera en el partido y a punto estuvo de lograrlo. Una jugada individual de Hervías terminó en un claro penalti de Cifuentes que el colegiado no señaló. Detalles que el año pasado nos iban en contra, ahora reman a favor. Y así, siempre es más fácil.

Fue la acción más clara de un conjunto ilicitano que vio como Longo subía el tercero en el electrónico tras una gran asistencia de Portu. El italiano está aprovechando a la perfección sus minutos y está en estado de gracia ante la meta rival. Incluso pudo aumentar sus registros en una acción que desvió la defensa en unos últimos minutos donde se intuía una goleada de absoluto escándalo. Granell, Cristian Herrera y Cifuentes rozaron el cuarto poco antes de que, en una acción donde la defensa gerundense se durmió, Guillermo aprovechara una asistencia de Nino para maquillar el resultado. El 3-1 final y el anecdótico liderato provisional (compartido con Zaragoza y Reus a falta de los encuentros de hoy) son las mejores noticias de un equipo que empieza a confirmar lo que muchos intuíamos antes de que se iniciara el campeonato. Próxima parada: Valladolid.




La frase de Machín: “Los puntos clave han sido la intensidad y el acierto”.



Girona 3-1 Elche

Girona: Bounou, Kiko Olivas, Alcalá, Juanpe, Cifuentes, Portu, Pere Pons, Borja García (Granell, 59’), Aday (Saúl, 79’), Sandaza (Longo, 65’) y Cristian Herrera.

Elche: Juan Carlos, Rober Correa, Josete, Pelegrín, Noblejas, Mandi (Nino, 44’), Dorca, Hervías (Hugo Fraile, 67’), Matilla, Pedro (Lolo, 80’) y Guillermo.

Goles: 1-0 Borja García (21’), 2-0 Portu (41’), 3-0 Longo (75’), 3-1 Guillermo (92’).

Árbitro: Gorostegui Fernández (Comité Vasco). Amonestó a los locales Pere Pons y Aday y a los visitantes Rober Correa y Pelegrín.

Incidencias: 2ª jornada de la Liga 1|2|3. Estadi de Montilivi. 4.381 espectadores.



0 comentarios:

Publicar un comentario