"Punto amargo". La crónica del Real Valladolid 0-0 Girona F.C. Por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 12:05:00 0 comentarios


Punto amargo

 Por Jordi Bofill.


El Girona logró un empate que, vistos los demás resultados de la jornada, le deja fuera de las posiciones de “play-off”. Un punto que puede ser excelente si el conjunto gerundense consigue derrotar al Alcorcón el próximo domingo (20’00h). Este empate, tras un partido nada vistoso y lleno de imprecisiones, se puede observar desde dos variantes: la positiva (el equipo sigue dependiendo de si mismo para entrar en “play-off”) o la negativa (se pueden haber perdido dos puntos ya que el rival no pasaba por su mejor momento).

Pablo Machín optó por realizar hasta seis cambios tras la victoria frente al Mallorca dando entrada en el once inicial a Maffeo, Alcalá, Granell, Alcaraz, Sobrino y Mata. En una semana de tres partidos, la teoría dice que debes tener a los jugadores lo más frescos físicamente. En la práctica, lo que vimos fue un equipo cansado, plano y con muy pocas ideas frente a un rival que apenas puso en aprietos la portería de Becerra. La lesión de Lejeune nada más iniciarse el encuentro fue el primer síntoma de que la noche no iría lo bien que esperábamos.

Y es que la mala suerte volvió un año después (tras la lesión, por estas fechas y también en jornada intersemanal) de Ramalho en Vitoria, con la lesión del central francés. El primer diagnóstico dice que se ve afectado el ligamento lateral interno. Todo un contratiempo para él y para un equipo que hace pocas semanas rompió la cesión de Djalo y, con la cuarta amarilla que vio Alcalá, se queda con muy pocas opciones para el centro de la defensa. Casi descartada la opción de fichar, Richy, Kiko y Alcalá quedan como las únicas opciones puras. Si estas fallasen, gana enteros la opción de jugar con Alcaraz en Ponferrada e incluso cabe la posibilidad de poner a Maffeo, quien ya ha jugado alguna vez en esa posición. El cambio a defensa de cuatro también es una opción pese a que no convence por el poco rendimiento obtenido cuando se ha probado.

Un posible penalti sobre Roger y una internada de Juanpe que Villar no supo aprovechar fueron las únicas apariciones de un Valladolid flojo, muy flojo y al que no se le supo hacer daño debido a la falta de ideas de un Girona absolutamente desconocido en su centro del campo y en cuanto a intensidad. Pere Pons y Granell jugaron el peor partido del año, perdiendo demasiados balones y errando demasiadas situaciones aparentemente sencillas. Y cuando dos de tus jugadores clave del equipo tiemblan, toda la estructura se pone en duda. La conexión con los hombres de arriba era nula, intentando llegar a ellos con balones orientados que solían perderse fuera del terreno de juego. Muy poco para un equipo que tenía la oportunidad de dar un golpe encima de la mesa. Mata, al borde del descanso, tuvo la oportunidad más clara, pero Kepa rechazó su disparo.

El segundo tiempo deparó muy poco más de lo visto en el primero pese a que el conjunto gerundense estiró líneas en sus primeros minutos intentando lavar la imagen de la primera mitad. Un espejismo ya que fue el conjunto pucelano quien tuvo las mejores opciones para llevarse el partido. La entrada de Cristian Herrera y Borja García (demasiado tarde ambas) tampoco ayudó a mejorar el rendimiento colectivo de un equipo que parecía asustado ante el reto de ir a por la victoria.

Defensivamente no se pasó apuros a excepción de alguna jugada individual, en especial con la entrada de Jose al terreno de juego, un canterano con el que el graderío del Jóse Zorrilla se identificó tras la mala temporada de su equipo. El joven delantero aportó frescura y velocidad y puso en más de un apuro a la zaga del Girona. Un disparo suyo que rechazó Becerra fue una de las únicas opciones vallisoletanas para llevarse el partido. Villar, Del Moral y Rodri también lo intentaron, sin acierto, hecho que eleva a 17 los encuentros que el portero del Girona suma sin encajar goles. Una internada final que Mata estuvo a punto de aprovechar y un par de contragolpes sin la chispa necesaria fue todo el bagaje de un Girona que deberá ganar los dos partidos que restan (aunque con puntos también es posible) si quiere asegurarse seguir con vida para el ascenso a la máxima categoría.



 La frase de Machín: “Si ganamos al Alcorcón, llegaremos a Ponferrada dependiendo de nosotros”.



Valladolid 0-0 Girona

Valladolid: Kepa, Moyano, Juanpe, Marcelo Silva, Nikos, Pedro Tiba (Jose, 65’), Borja, Álvaro Rubio, Manu del Moral, Villar (Rodri, 77’) y Roger (Óscar, 92’).

Girona: Isaac Becerra, Maffeo, Lejeune (Richy, 11’), Alcalá, Kiko Olivas, Clerc, Pere Pons, Granell (Borja García, 81’), Alcaraz, Sobrino (Cristian Herrera, 76’) y Mata.

Goles: ------

Árbitro: Ruipérez Marín (Colegio Castilla La Mancha). Amonestó a los locales Pedro Tiba y Borja y a los visitantes Alcalá y Alcaraz.

Incidencias: Jornada 40 de la Liga Adelante. Nuevo Estadio José Zorrilla. 6.730 espectadores.



0 comentarios:

Publicar un comentario