"Con derecho a soñar". La crónica del Girona F.C. 1-0 Deportivo Alavés. Por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 17:48:00 0 comentarios


Con derecho a soñar

 Por Jordi Bofill


Probablemente sea la victoria menos merecida junto al 0-1 logrado en el desplazamiento a Huesca. En un partido donde el físico y las interrupciones se impusieron al juego, el Girona logró una importante victoria que le permite, a ocho jornadas para el final, seguir optando a todo en este tramo final de temporada. El gol de Lekic, tras una maravillosa jugada de Pere Pons, mantiene al conjunto gerundense a tres puntos de la zona de “play-off” antes de la difícil visita a Albacete de la próxima jornada (sábado, a las 18’00h).

Pablo Machín optó por modificar su once inicial dando entrada a Pere Pons, Granell y Lekic en detrimento de Rubén Alcaraz, Eloi Amagat y Jaime Mata. Tras dos empates consecutivos en Montilivi frente a Leganés y Osasuna, y lograr únicamente 2 puntos de los últimos 6 en juego, la victoria era imprescindible para no abrir una brecha demasiado grande respecto a la zona alta de la clasificación. El rival no invitaba al optimismo. Situado en la zona de ascenso directo, el Alavés ya había logrado imponerse al Girona en la primera vuelta con un mínimo 1-0.

Y justo es reconocer que no mereció salir derrotado de Montilivi. En un partido donde la efectividad fue determinante para lograr la victoria, el conjunto gerundense se vio claramente superado (especialmente en la segunda mitad) por el conjunto de Bordalás. Ya desde el inicio, cuando los visitantes avisaron con dos claras ocasiones en los primeros diez minutos: Carpio, con un remate de cabeza que salió rozando el poste y Manu Barreiro, quien obligó a Becerra a realizar su primera intervención estuvieron muy cerca de adelantar a los vitorianos.

Pero fue el Girona quien golpeó por primera y única vez durante el encuentro. Una jugada espectacular de Pere Pons (volvía tras una lesión que le ha mantenido cinco encuentros fuera de las convocatorias), permitió a Dejan Lekic materializar el gol que, a la postre, daría la victoria al conjunto gerundense. Tras el 1-0, se vieron los mejores minutos de los hombres de Pablo Machín. Sólidos en defensa, las buenas transiciones de sus jugadores más habilidosos dieron una imagen que se evaporó a medida que transcurrían los minutos. Cristian Herrera tuvo la oportunidad de sentenciar antes del descanso, pero su lanzamiento, tras una jugada iniciada por Kiko Olivas en la recuperación, se perdió desviado por encima del travesaño.

El paso por vestuarios terminó de activar al cuadro visitante, quien dominó amplia y claramente los últimos 45 minutos. Mientras el Girona se limitó a replegarse en busca de algún contragolpe que permitiera un 2-0 que hubiera evitado los apuros de los últimos minutos, el conjunto vitoriano llevó el peso del juego buscando, como mínimo, un punto que les permitiera pasar la noche como líderes a la espera del partido del Leganés.

Un error de Alcalá estuvo a punto de echar al traste el buen balance defensivo local. Su regalo fue a pies de Manu Barreiro quien no pudo batir a Becerra. El rechace del guardameta fue a parar a Juli quien vio cómo su disparo lo sacaba Lejeune sobre la misma línea de gol. La estrategia también fue un punto determinante para los vitorianos. Por suerte para el Girona, el remate de Pelegrín salió fuera por poco. El cuadro gerundense realizó aun un mayor paso atrás al verse obligado Machín a sustituir a Borja García debido a un mareo que le impidió continuar en el terreno de juego siendo su recambio Rubén Alcaraz para tratar de contener el centro del campo.

Lekic, poco antes de ser sustituido, tuvo una buena ocasión en un contragolpe dirigido por Granell, pero su disparo fue bien detenido por Pacheco. Cristian Herrera, en la siguiente jugada, se durmió cuando se disponía a chutar a portería. Y, contrariamente a lo que suele ocurrir (dicen que quien perdona lo termina pagando muy caro), la suerte se volvió a aliar con los locales al ver como Becerra ponía una milagrosa mano en el descuento para evitar el empate de Juli, tras un lanzamiento desde la frontal. Para añadir más dosis de emoción, el partido se fue hasta el minuto 97 en un tiempo de descuento agónico donde el Girona, a diferencia de otras ocasiones, si supo parar el partido para evitar que este se le escapara. Incluso Mata tuvo la oportunidad de incrementar la diferencia, pero su uno contra uno, sin apenas ángulo, fue bien rechazado por Pacheco.



La frase de Machín: “Con la permanencia prácticamente asegurada, iremos al 110%”.



Girona 1-0 Alavés

Girona: Becerra, Kiko Olivas, Alcalá, Lejeune, Javi Álamo (Maffeo, 70’), Pere Pons, Granell, Clerc, Borja García (Rubén Alcaraz, 58’), Lekic (Mata, 81’) y Cristian Herrera.

Alavés: Pacheco, Carpio (Pacheco, 45’), Laguardia, Pelegrín, Raúl García, Bernardello (David Torres, 77’), Sergio Mora, Manu García (Guichón, 83’), Juli, Manu Barreiro y Kiko Femenía.

Goles: 1-0 Lekic (22’)

Árbitro: Cuadra Fernández (Comité Andaluz). Amonestó a los visitantes Carpio, Sergio Mora y Guichón.

Incidencias: Jornada 34 de la Liga Adelante. Estadi de Montilivi. 4.610 espectadores.




0 comentarios:

Publicar un comentario