"Termina la racha". La crónica del U.D. Almería 1-0 Girona F.C. Por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 11:48:00 0 comentarios


Termina la racha

 Por Jordi Bofill.


El Girona sufrió, nueve partidos después, una nueva derrota que termina con la espectacular dinámica lograda en las últimas jornadas. El conjunto de Pablo Machín fue infinitamente superior a su rival (especialmente en la segunda mitad, donde los almerienses se vieron superados en todo momento por el conjunto gerundense) pero la falta de acierto delante de la portería de Casto fue decisiva para que el equipo saliera del Estadio de los Juegos Mediterráneos con las manos vacías.

El técnico soriano modificó levemente su once inicial respecto a la victoria frente al Mirandés del pasado fin de semana debido a las distintas bajas con las que el equipo afrontaba el encuentro. A la segura de Javi Álamo por sanción (reemplazado por Clerc en el carril izquierdo, pasando Aday al derecho), se le sumaba a media semana Pere Pons, apostando el soriano por Alcaraz tras muchas jornadas ausente incluso de las convocatorias. Sorprendió también la ausencia de Mata en el once inicial en beneficio de un Lekic muy participativo pero ineficaz cara a portería.

Pese a los malos resultados que históricamente acompañan al equipo en sus visitas a Almería, el contraste de dinámicas entre ambos conjuntos hacían pensar que el Girona se encontraba ante una gran oportunidad para empezar a cambiar esta tendencia. Y el encuentro empezó bien, con el equipo llevando la iniciativa y encerrando a los locales en su área. En el minuto 6, tras lanzamiento de esquina, el colegiado invalidó un gol a Lekic por posición adelantada tras un remate de cabeza de Lejeune. Era el primero de los muchos avisos que realizó el conjunto gerundense a lo largo del encuentro.

Aunque, como a lo largo de tantos encuentros (especialmente en la primera vuelta), los pequeños detalles marcaron la diferencia de un partido que el Girona jamás debió de haber perdido. Aday, en el minuto 15, tuvo que ser sustituido por Coris tras sufrir una rotura que le hará permanecer varios partidos en el dique seco. Como las desgracias no suelen venir solas, en la siguiente jugada, Pozo dejó retratado a Alcaraz y su medido centro fue plácidamente asistido de cabeza por Morcillo en el segundo palo para que Quique, llegando desde atrás, adelantara al conjunto local. Pudo ser peor si, minutos después, un contragolpe conducido por Dubarbier que remató fuera Pozo con Becerra ya batido, hubiera terminado en gol. Fueron los peores minutos de un Girona en todo el encuentro.

Pese a que el dominio gerundense no fue del todo evidente hasta bien entrada la segunda mitad, se generaron suficientes ocasiones antes del descanso para llegar con empate al intermedio. Un remate de Granell desde la frontal que rechazó Casto; un centro de Coris que remató inocentemente Lekic y un lanzamiento muy lejano de Alcaraz que salió desviado fueron los mejores argumentos ofensivos.

Los segundos 45 minutos fueron un quiero y no puedo por parte de los de Machín. A excepción de una primera jugada donde una indecisión defensiva estuvo a punto de costar muy caro (tuvo que salir Becerra a los pies de Quique cuando el 2-0 parecía probable) y algún contragolpe en los últimos instantes, el conjunto gerundense dominó ampliamente. Liderados por Granell y Borja, el equipo dio un paso más en busca de un gol que les permitiera ampliar la racha de jornadas sin caer derrotados.

Una falta lanzada por Granell y rematada por Lekic al palo fue la primera de las múltiples y claras ocasiones que tuvo el conjunto gerundense. Casto, muy indeciso en sus salidas durante todo el encuentro, sacó una mano providencial ante un lanzamiento muy lejano de Borja García que iba directo al fondo de la red. El paso de los minutos no hacía más que generar ansiedad a los locales, quienes supieron llevar el encuentro a su terreno, perdiendo el tiempo exageradamente en varias ocasiones mientras el reloj seguía avanzando. A todo eso, Machín se sacó de la manga la carta de Jairo Morillas. El delantero cedido por el Espanyol entró por Clerc, pasando Cristian Herrera a la izquierda. Se le vio activo y bien colocado en las segundas jugadas, pero sus remates siempre encontraron un defensor que las rechazara.

Los últimos minutos fueron un constante de balones colgados hacia la meta de Casto. El conjunto de Machín lo intentó de todas las formas posibles; por dentro, por fuera, lanzamientos lejanos, cortos, balones aéreos… pero no era el día. Un centro de Granell lo remató inocentemente Cristian Herrera de cabeza a las manos del guardameta local en la última clara ocasión de un partido que, incluso, tuvo cierta polémica en su tramo final. Mata, que había entrado en el 86, cayó al suelo tras un rifirrafe con un rival cuando se disponía a entrar en el área para rematar una buena jugada polémica.

Terminada la racha, el conjunto gerundense se dispone a preparar el encuentro ante el líder Leganés del próximo domingo (17.00h) en Montilivi con la intención de conseguir una nueva victoria que, unida a los demás resultados que se den entre sus rivales, le permita no alejarse mucho de las posiciones de play-off.



La frase de Machín: “Alguna vez debía romperse la racha, pero creo que no debería haber sido hoy”.



Almería 1-0 Girona

Almería: Casto, Michel Macedo, Morcillo, Ximo Navarro, Saveljich, Dubarbier (Fran Vélez, 67’), Lolo Reyes, José Ángel, Pozo (Juan Ramírez, 79’), Quique y Chuli (Antonio Puertas, 66’).

Girona: Becerra, Kiko Olivas, Alcalá, Lejeune, Aday (Sebas, 15’), Alcaraz, Granell, Borja García, Clerc (Jairo, 73’), Cristian Herrera (Mata, 86’) y Lekic.

Goles: 1-0 Quique (16’).

Árbitro: De la Fuente Ramos (Colegio Castellano-Leonés). Amonestó a Ximo Navarro para los locales y a los visitantes Alcalá, Aday, Alcaraz y Mata.

Incidencias: Jornada 29 de la Liga Adelante. Estadio de los Juegos Mediterráneos. 7.251 espectadores.



0 comentarios:

Publicar un comentario