"Soñar empieza a ser posible". La crónica del Girona F.C. 2-0 C.D. Mirandés. Por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 13:40:00 0 comentarios


Soñar empieza a ser posible

 Por Jordi Bofill.


La nueva y contundente victoria (más por sensaciones que por el resultado) del Girona frente al Mirandés permite al conjunto de Pablo Machín alargar la buena racha de resultados y afrontar con mucho optimismo lo que queda de campeonato. Tras lograr 18 de los últimos 24 puntos en juego, repartidos en 5 victorias y 3 empates, los gerundenses se sitúan a tan solo tres puntos de la zona de play-off justo en su mejor momento de la temporada tras conseguir, mediante los goles de Kiko Olivas y Cristian Herrera, su segunda victoria consecutiva, logrando mantener, por décimo partido esta temporada, su portería a cero.

Pablo Machín volvió al once habitual de las últimas jornadas tras recuperar a Alcalá y darle la titularidad, nuevamente, a Borja García en la mediapunta respecto al derbi ante el Llagostera. La continuidad de Javi Álamo (cuando todo hacía indicar que Clerc recuperaría un sitio en el once, echo que sucederá en Almería debido a la tarjeta amarilla que vio el canario y que le impedirá disputar la próxima jornada) y la presencia de Lekic en la punta de ataque debido a la baja de Mata por sanción fueron las novedades más significativas en el equipo titular. Un equipo que, a buen seguro, realizó su mejor primera mitad de lo que llevamos de campeonato. Bailando al ritmo que marcaba Borja García, las ocasiones se sucedieron una tras otra y únicamente la falta de acierto en la definición impidió que el equipo llegara ya al tiempo de descanso con ventaja en el marcador.

Ya en el minuto 1, Dejan Lekic pudo inaugurar el marcador tras recibir un gran pase en profundidad de Borja que le dejo solo ante Raúl, quien rechazó el balón con los pies en lo que fue el primer aviso del Girona y toda una declaración de intenciones. Poco después, el mismo Borja dispuso de dos oportunidades consecutivas pero, nuevamente Raúl en primera instancia y acto seguido Carlos Moreno en el rechace, evitaron que los gerundenses se adelantaran en el marcador. Aday, siempre preciso en sus jugadas, ejecutó un centro milimétrico que Lekic remató fuera por poco. Tres oportunidades en diez minutos ante un Mirandés que solo inquietó la portería de Becerra mediante dos tímidas llegadas de Ion Vélez y de Eguaras que no llevaron peligro.

El ritmo de los de Machín se imponía al oficio del mejor conjunto visitante de la categoría mediante una rápida circulación de balón y una mayor profundidad ofensiva de los locales. El centro del campo, bien controlado por Granell y Pere Pons, y la seguridad de los tres centrales impedía que los burgaleses pudieran aprovechar su rápida salida al contragolpe y las ocasiones más claras seguían siendo para los locales quienes tuvieron en la figura de Lekic a su hombre más insistente en ese aspecto. Dos remates del delantero serbio antes del descanso (especialmente una volea a centro de Granell que desvió acertadamente Raúl en el primer palo), fueron las oportunidades más claras en el tramo final de la primera mitad.

Con 0-0 se llegó al descanso con la sensación de una superioridad ya conocida en Montilivi respecto al rival pero con la escasa fortuna cara a gol que ha acompañado al equipo en tantas jornadas anteriores. Y tuvo que ser en jugada de estrategia (tan utilizada la temporada pasada) como el equipo se adelantó en el marcador mediante un Kiko Olivas que remató a la red un disparo de Cristian Herrera que se perdía fuera. Cuarto gol del central esta temporada, que han significado 7 puntos para el equipo. Logrado lo que parecía lo más difícil, el equipo dio un paso atrás que el Mirandés estuvo a punto de aprovechar con varias llegadas peligrosas al área de Becerra. El portero, nuevamente, se mostró providencial, especialmente en un remate de cabeza desde el área pequeña de Provencio que rechazó con unos reflejos extraordinarios.

El técnico soriano, ante el leve dominio visitante, decidió mover el banquillo dando entrada a Clerc por un Javi Álamo que, pese a mejorar levemente su actuación respecto a otros encuentros, no acaba de encontrar su mejor juego. El Girona buscaba la sentencia y, nuevamente Lekic, en un uno contra uno que volvió a rechazar Raúl, tuvo el 2-0 pero tuvo que ser Cristian Herrera quien, a veinte minutos del final, sentenciara el encuentro tras un remate que rebotó en un defensor tras una precisa asistencia de Clerc. Era su primer gol como jugador del Girona tras varios partidos con actuaciones muy destacadas pero sin el premio del gol.

Los gerundenses dominaron el tramo final, mostrándose muy seguros en todo momento. Machín dio descanso a Borja y Lekic, dando entrada a Eloi y Jairo en los minutos finales y, el delantero cedido por el Espanyol, a punto estuvo de anotar su séptimo gol de la temporada, al rematar de volea en los últimos instantes un centro de Cristian Herrera. Tres puntos más para un conjunto al alza, que el próximo sábado visitará Almería (18.00h) para enfrontarse a un conjunto en zona de descenso que intentará sumar tres puntos ante su afición para no crearse más problemas de los que ya tiene. Toda una prueba de fuego para un Girona que, poco a poco, empieza a creer que soñar es posible.



La frase de Machín: “Creo que ver un partido mejor en Segunda División e, incluso, en Primera, es muy complicado”.



Girona 2-0 Mirandés

Girona: Becerra, Kiko Olivas, Alcalá, Lejeune, Javi Álamo (Clerc, 63’), Pere Pons, Granell, Aday, Borja García (Eloi Amagat, 80’), Lekic (Jairo, 73’) y Cristian Herrera.

Mirandés: Raúl, Álex Ortíz, Kijera, Carlos Moreno, Eguaras, Rúper, Provencio, Sangalli, Ion Vélez (Abdón, 64’), Álex García (Alan, 53’) y Aridane (Álvaro Corral, 45’).

Goles: 1-0 Kiko Olivas (47’), 2-0 Cristian Herrera (70’).

Árbitro: Areces Franco (Comité Asturiano). Amonestó a los locales Javi Álamo y Granell y a los visitantes Kijera y Aridane.

Incidencias: Jornada 28 de la Liga Adelante. Estadi de Montilivi. 3.787 espectadores.



0 comentarios:

Publicar un comentario