Resumen trimestral del Girona F.C. Por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 18:54:00 0 comentarios


Resumen trimestral (Enero-Marzo 2016)

 Por Jordi Bofill


Tras coquetear peligrosamente con la zona de descenso, la dirección deportiva se puso manos a la obra para intentar darle la vuelta a la situación e intentar aspirar a objetivos más ambiciosos. La falta de gol, uno de los problemas más evidentes durante el primer tramo de la temporada, se compensó con la llegada de dos delanteros nuevos para el equipo. Dejan Lekic y Cristian Herrera fueron los elegidos por Quique Cárcel y Pablo Machín para intentar una mejoría necesaria para aumentar el rendimiento del conjunto gerundense. El serbio (procedente del Atlético de Kolkata de la Liga India) firmó hasta 2017 mientras que el grancanario lo hizo hasta 2018; asegurándose el club su continuidad más allá de este final de temporada. El pobre rendimiento de los hombres ofensivos de cara a portería unido al misterioso enigma sobre los problemas físicos de Rubén Sobrino (quien apenas ha disputado 285 minutos desde su llegada y lleva más de 100 días inactivo debido a problemas en su peroné izquierdo cuando se esperaba que en 3-4 semanas volviera a los terrenos de juego) fueron las causas de la llegada de ambos delanteros quienes, con su rendimiento, han dado razones más que suficientes a su contratación en el pasado mercado de invierno.

El trabajo de Quique Cárcel no quedó ahí ya que el club también consiguió la cesión de Pablo Maffeo (procedente del Manchester City). El joven de 18 años llegó al equipo por la evidente falta de recursos en el lateral derecho, al no contar Pablo Machín con un jugador específico para esa posición cuando modifica su sistema habitual para pasar a defensa de 4; recurso muy utilizado durante el primer tramo de competición y que, curiosamente, tras la llegada del catalán se dejó de utilizar. En el capítulo de bajas, el club rescindió el contrato a David Bigas (quien estaba cedido a l’Hospitalet y terminó fichando por el Olot), Ferrón (actualmente en el Peralada), cedió a Albert Vivancos al Hércules y al joven David Serrano al Badalona (ambos en Segunda División B), canceló la cesión de Ayub El Harrak al Marbella para que el jugador termine la temporada en el Guijuelo y rompió el acuerdo de cesión de Nwakali para que el jugador terminase en el IK Start de Noruega. El nigeriano no ha llegado a tener la oportunidad de darse a conocer y su llegada al club tras las vacaciones de Navidad en pleno mes de Febrero tampoco ha ayudado a ello.

El proyecto de futuro del club desde la llegada del accionista mayoritario (TVSE Fútbol), también ha dado muestras de su solidez con las recientes renovaciones de Aday, Granell y Pere Pons hasta 2018 que se unen a la de Quique Cárcel como máximo responsable del área deportiva hasta 2019 con el fin de consolidar una idea de club. Para equilibrar los números, a principio de Enero, en la Junta General, se presentó el préstamo de 3’8 millones de euros, con un resultado final de 765.816 euros del pasado ejercicio; aumentando el nivel de ingresos de los 193.918 euros de la temporada pasada a los 485.400 en esta. El nombre de socios también ha aumentado: de los 4.722 del curso anterior a los 5.213 actuales (9’3%); los cuales repercuten en un ingreso de hasta un 47% más que el año pasado (592.187 euros). Estabilizados los pagos y presentados los distintos acuerdos con diversas empresas (los más llamativos con Estrella Damm y CaixaBanc), toca centrarse en el rendimiento deportivo del primer equipo.

Inmejorable inicio de 2016 tras el irregular principio de temporada que consolida al equipo con la posibilidad real de aspirar a repetir el “play-off” del curso pasado. La mejor gestión de la plantilla (Machín, a diferencia de la pasada temporada, está utilizando a más jugadores con el consiguiente aumento de rendimiento que eso supone para el equipo), el buen rendimiento de las nuevas incorporaciones, la consolidación de una de las mejores defensas de la categoría (siendo el segundo equipo menos goleado, con 25, tras los 23 que ha encajado el Leganés) y el cambio de tendencia en forma de fortuna respecto a los detalles que hacían perder puntos en la primera vuelta y ahora te los hacen ganar son algunas de las claves de la gran mejoría del equipo. Situados en 11ª posición, con 44 puntos, el equipo ha dejado atrás la zona de descenso (+12), para situarse a tan solo 3 puntos de un “play-off” que ocupa el próximo rival en Montilivi, Osasuna. El ascenso directo queda algo más lejano, a tres partidos con once por disputar.

Incluso el rendimiento en Montilivi ha cambiado radicalmente tras un final de 2015 desastroso. Las victorias ante Valladolid (1-0), Ponferradina (4-0), Bilbao Athletic (2-1) y Mirandés (2-0) unidos a los empates ante Gimnástic, Oviedo y Leganés (1-1 en los tres casos), proporcionan una clara mejoría, permaneciendo invictos desde la entrada del nuevo año. Si a eso le sumas ser uno de los mejores visitantes de la categoría (en una hipotética clasificación sería tercero), entiendes porque el Girona F.C. es el segundo mejor equipo de la segunda vuelta tras el líder Leganés. Fuera de Montilivi, el equipo ha ganado ante Huesca y Llagostera (ambos por 0-1) y la reciente goleada en La Romareda (0-3), empatando a uno en la visita a Soria y con las únicas derrotas en los desplazamientos a Alcorcón y Almería (ambos por 1-0 y sin ser inferiores al rival; especialmente ante este último).

En este espacio de tiempo, el club ha llegado a la cifra de 600 partidos en Segunda División coincidiendo con la visita a Montilivi del Real Oviedo, con el siguiente balance: 716 puntos tras 231 victorias, 138 empates y 231 derrotas (876 goles a favor y 878 en contra). Con un final de temporada muy incierto, únicamente encontramos el punto negativo en la poca afluencia de espectadores a Montilivi, siendo uno de los registros más bajos de la categoría. Tras el casi ascenso de la temporada anterior y la posibilidad real de volver a luchar por él, ¿acaso os perderéis lo que queda de campeonato?

0 comentarios:

Publicar un comentario