"¡Qué manera de sufrir!". La crónica del S.D. Huesca 0-1 Girona F.C. Por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 20:25:00 0 comentarios


¡Qué manera de sufrir!

 Por Jordi Bofill.


A seis puntos del play-off. Así quedan las cosas tras la injusta pero muy luchada victoria en El Alcoraz gracias al gol de Borja García en la primera mitad. Pese a poder llegar al descanso con una diferencia más holgada en el marcador, el empuje local dificultó mucho las aspiraciones de un conjunto gerundense que, además, se vio perjudicado por una nueva expulsión a la hora de partido. Una nueva interpretación arbitral difícil de entender. Entre Becerra, el travesaño y la falta de puntería de los oscenses se logró lo que parecía imposible de mantener visto el desarrollo del encuentro.

Pablo Machín decidió mantener a los mismos hombres que empataron ante el Gimnástic con el único cambio obligado de Cristian Herrera por Lekic en la punta de ataque. Ante un rival necesitado de puntos, la dinámica positiva con la que se llegaba al encuentro invitaba al optimismo. Pese a ello, fueron los locales los que gozaron de las mejores ocasiones al iniciarse el encuentro gracias a la movilidad de Machís (su jugador más destacado y un auténtico quebradero de cabeza para toda la defensa). Una falta lanzada por Fran Mérida y rematada fuera por Carlos David y un rápido contragolpe del venezolano que terminó con un pase en profundidad de Arruabarrena que Luis Fernández remató demasiado alto fueron las primeras aproximaciones locales.

Con el paso de los minutos, el empuje local fue a menos ante un Girona muy sólido en su centro del campo. Una jugada individual de Aday por banda derecha a la que Borja García no llegó por muy poco fue el preludio del único gol del encuentro. El mismo Borja aprovechó un rechace de Leo Franco a remate de Cristian Herrera tras una enorme jugada individual para adelantar a los gerundenses en el marcador. Pese a adelantarse en el marcador, la réplica local no tardó en llegar. Una nueva jugada individual de Machís terminó con un lanzamiento de Morillas desde la frontal del área que termino a lanzamiento de esquina. Apretaban los locales; mientras que los hombres de Machín intentaban minimizar daños con una presión alta e intentando salir lo más profundo posible al contragolpe. Precisamente, un pase interior de Mata fue mal rematado por Cristian Herrera en lo que pudo ser la sentencia del encuentro.

Anquela, que salió con una defensa de cinco que no suele funcionarle muy bien en lo que llevamos de temporada; se vio obligado a modificar su esquema pasada la media hora con la lesión de Morillas, dando entrada a Tyronne y pasando a defensa de cuatro en unos últimos minutos de la primera mitad donde, entre el viento y una pausa en el juego por parte de ambos equipos, ninguno de los dos conjuntos ofreció nada interesante.

Se llegó al descanso con la mínima ventaja en el marcador y con la sensación de haber perdido una gran oportunidad para sentenciar la victoria. Pero lo que se sufrió en estos segundos 45 minutos no está escrito. Se tiene que vivir. Empezaron mal las cosas cuando Alcalá, nada más iniciarse la segunda mitad, se vio obligado a rectificar un error propio cuando Machís se disponía a lograr el empate. Poco después, Arruabarrena obligaba a Becerra a realizar la primera de las infinitas intervenciones que realizó en el segundo tiempo, saliendo a despejar un balón que quedaba muerto en el área pequeña.

Y por si el empuje local fuera poco, la expulsión de Lejeune terminó de complicar las cosas. En un balón aéreo favorable al Girona, el balón salió fuera de portería y el central francés vio cómo su rival le golpeaba ya sin el esférico en juego a lo que él respondió con un leve empujón. ¿Resultado? El de siempre, el Girona con diez injustamente y a sufrir. Y vaya si se sufrió. No tardó mucho Machín en realizar su primera sustitución, dando entrada a Maffeo en lugar de un Borja que apenas tocó balón en la segunda mitad debido a la clara superioridad local. Y las ocasiones empezaron a sucederse, una tras otra, a la portería de Becerra aunque antes se pudo y se debió sentenciar en un contragolpe que Mata desperdició ante Leo Franco aunque la cosa fue a peor. El rechace del guardameta le llegó a los pies de Cristian Herrera que, con toda la portería a su favor, mandó el balón desviado.

Del minuto 70 al 80, el amago de infarto se hizo patente en todos los seguidores del Girona en un sinfín de ocasiones a cual más clara. Becerra metió una mano salvadora a lanzamiento de Luis Fernández en la primera de ellas. Acto seguido, rechazó a la esquina un centro-chut de Machís desde la banda derecha. En el lanzamiento de este y tras una serie de rebotes, el disparo de Luis Fernández volvió a salir lamiendo el poste y, para terminarlo de redondear, un pase interior de Fran Mérida hacia Machís volvió a encontrar a la figura del guardameta del Girona.

Parecía imposible que los locales no empataran el partido y con el 0-1, y ya con Carles Mas y Sebas Coris sobre el terreno de juego, se llegó al tiempo de descuento (5 eternos minutos) donde Mata volvió a perdonar con un lanzamiento al poste. La última jugada, como no, debía ser de infarto. Becerra, en su único error en todo el encuentro, falló en su despeje de puños y el remate de Arruabarrena impactó contra el travesaño. Cuando el balón no quiere entrar…

Victoria muy sufrida del Girona, que se sitúa con 8 puntos de margen sobre el descenso y empieza a mirar más hacia la zona de play-off que con la zona peligrosa tras muchas jornadas jugando con fuego. Veremos si esta semana el Comité vuelve a hacer su trabajo correctamente y Machín puede contar con Lejeune ante la visita, el próximo domingo, del Real Oviedo en Montilivi (17.00h) donde un golpe sobre la mesa en forma de victoria catapultaría al equipo a la zona alta de la clasificación.

La frase de Machín: “Una vez más hemos jugado con un hombre menos”.



Huesca 0-1 Girona

Huesca: Leo Franco, Ramírez (González, 59’), Carlos David (Samu Saiz, 64’), Iñigo López, Christian, Morillas (Tyronne, 31’), Fran Mérida, Bambock, Machís, Arruabarrena y Luis Fernández.

Girona: Becerra, Kiko Olivas, Alcalá, Lejeune, Aday (Sebas, 87’), Pere Pons, Granell, Borja (Maffeo, 65’), Clerc, Mata y Cristian Herrera (Mas, 74’).

Goles: 0-1 Borja (16’).

Árbitro: Trujillo Suárez (Comité Tinerfeño). Amonestó a los locales Iñigo López, Christian, Machís, Arruabarrena y Luis Fernández y a los visitantes Pere Pons y Cristian Herrera mientras que expulsó, con roja directa, a Lejeune (60’).

Incidencias: Jornada 25 de la Liga Adelante. Estadio de El Alcoraz. 3.294 espectadores.



0 comentarios:

Publicar un comentario