"La mejor versión de la temporada". La crónica del Girona F.C. 4-0 S.D. Ponferradina. Por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 21:26:00 0 comentarios


La mejor versión de la temporada

 Por Jordi Bofill.


Un Girona infinitamente superior a su rival, logró la victoria más contundente de la temporada al superar claramente a la Ponferradina por 4 goles a 0. Dos goles de Kiko Olivas y dos de la pareja de delanteros Mata (¡Cuánto lo necesitaba!) y Jairo sellaron una victoria importante que, a buen seguro, llenará de moral al vestuario para afrontar con mayor optimismo la segunda vuelta de campeonato. Ante un rival en un mal momento en cuanto a resultados (un punto de los últimos quince lo corroboran), el conjunto gerundense consiguió la segunda victoria consecutiva en Montilivi, logrando 7 puntos de 12 en las últimas cuatro jornadas que le dan cierto respiro respecto a la zona de descenso.

Respecto a la derrota en Alcorcón, Pablo Machín realizó tres cambios en el once inicial. Se intuía la vuelta de Eloi Amagat al once tras cumplir su partido de sanción en el lugar de Rubén Alcaraz, completando así el centro del campo titular de la pasada temporada. Por su parte, Coris y Carles Mas, titulares en los dos primeros partidos del año, dejaron su sitio a Aday y Lejeune, respectivamente. Cambios entendibles debido a la importancia que generaba la visita de una siempre peligrosa Ponferradina. Aunque, a decir verdad, a excepción de ciertos instantes de la primera mitad, el único conjunto que apareció sobre el terreno de juego de Montilivi fue el equipo local.

Desde los primeros instantes, la imagen del Girona fue la de sus mejores días. Con el 3-5-2 habitual, la fuerza del centro del campo fue fundamental para que el equipo ofreciera la mejor versión de sí mismo. Eloi ponía la pausa, Granell la distribución y un Pere Pons omnipresente cortaba todo aquello que pasaba por su zona, atreviéndose incluso a realizar un par de conducciones ofensivas que sorprendieron positivamente. La primera ocasión no tardó en llegar mediante una jugada individual de Carlos Clerc (muy activo en los primeros instantes) que remató Eloi a la espalda de Pavón, pese a que el capitán del Girona reclamó unas manos en el rechace. Con Mata liderando la parte ofensiva, la zona defensiva no tuvo demasiados problemas para atar en corto a los delanteros visitantes. Lejeune, tras su toque de atención, centró todas las miradas. El central francés ofreció todo un recital de serenidad e inteligencia en el corte, siendo providencial en una acción ante Djorjevic cuando el delantero se disponía a adelantar a su equipo en el marcador.

Pasada la media hora, el premio al mejor juego del Girona se transformó en gol, mal del equipo durante tantos encuentros en lo que llevamos de liga. Antes de ello, Jairo tuvo el 1-0 en un remate de cabeza que desvió espectacularmente Santamaría, quien no pudo hacer nada cuando Mata envió a la red una gran jugada individual de Aday por el carril derecho. Lo más difícil ya estaba hecho. Pero ya sabemos que con este equipo nunca se sabe. Dos minutos después, un remate de Acorán encontró el poste como destinatario, en una clara señal de que los astros se posicionaban claramente con el conjunto de Montilivi. Por una vez y sin que sirva de precedente. Antes de llegar al descanso, Eloi tuvo la sentencia en una volea desde dentro del área que tocó en el travesaño antes de que la defensa desviara el peligro.

Pese a la entrada de Yuri en el descanso para los de José Manuel Díaz, el partido quedó visto para sentencia en uno de los males del Girona en este curso: el balón parado. Una falta lanzada por Granell y asistida de cabeza por Lejeune en el segundo palo, fue rematada por Kiko Olivas al fondo de la red poniendo la tranquilidad en el marcador con toda la segunda mitad por delante. El propio Kiko tuvo el tercero en un nuevo cabezazo que se perdió fuera antes de que la Ponferradina tuviera su única oportunidad de la segunda mitad. Una jugada individual de Yuri terminó con un disparo al poste desde la frontal del área.

La sentencia llegó en un lanzamiento de esquina que Jairo tocó lo suficiente como para dejar el balón muerto al segundo palo para que Kiko Olivas empujara el esférico a la red. Era su segundo gol y el tercero en su cuenta particular para un intocable en el esquema de Machín. Con 3-0, el técnico soriano dio entrada a Borja y a Lekic para dar descanso a Eloi y Jairo. En el primer balón que tocó Borja se inventó una asistencia al espacio que, ayudado por el movimiento de Mata que despistó a los centrales, llegó a Jairo para que este anotara el cuarto gol del partido. Lekic, por su parte, hizo su debut ante su nueva afición. El delantero demostró maneras pese a perdonar el quinto gol en un contragolpe dirigido por Mata que pudo rechazar Santamaría.

Con estos tres puntos, el conjunto gerundense llega hasta los 25 antes de la visita, el próximo sábado a las 18.00h del Bilbao Athletic a Montilivi en el primer encuentro de la segunda vuelta con el objetivo de seguir encadenando victoria como local en este 2016 que le hagan aspirar a seguir escalando posiciones en la tabla clasificatoria.



La frase de Machín: “Los equipos deben hacerse fuertes en casa. Por sensaciones, estoy contento del juego que hacemos en Montilivi”.



Girona 4-0 Ponferradina

Girona: Becerra, Aday, Kiko Olivas, Alcalá, Lejeune, Clerc, Pere Pons (Alcaraz, 85’), Eloi Amagat (Borja García, 74’), Granell, Jairo (Lekic, 79’) y Mata.

Ponferradina: Santamaría, Adan, Baró, Pavón (Yuri, 45’), Ignasi Miquel, Casado, Basha, Acorán, Melero, David Caiado (Dima, 62’) y Djorjevic (Pablo Infante, 72’).

Goles: 1-0 Mata (35’), 2-0 Kiko Olivas (49’), 3-0 Kiko Olivas (66’), 4-0 Jairo (74’).

Árbitro: Javier Alberola Rojas (Comité Madrileño). Amonestó a Clerc por los locales y a Baró y Melero por los visitantes.

Incidencias: Jornada 21 de la Liga Adelante. Estadi de Montilivi. 3.861 espectadores.



0 comentarios:

Publicar un comentario