"CRITIQUÉMONOS" Por Gerard Bellera

Posted by Penya Jandrista GFC On 10:58:00 0 comentarios

Critiquémonos



Estoy preocupado. No quiero hacer una declaración catastrófica de algo que no es, pero sí quiero plasmar mi opinión sobre varios aspectos que no están funcionando en el Girona FC. Como aficionado, igual coincidimos en algunas y estamos disconformes en otras. Ante todo y aunque no sea la intención, debo hablar de forma muy breve de lo positivo. Creo que en el plano defensivo este es un equipo todavía fiable, no está ni mucho menos roto. Creo también que ha habido fases de buen juego, de buena circulación del balón, de un mayor control posicional respecto al rival. Debo valorarlo aunque luego utilicemos la coletilla "no ha servido de nada". Uno se siente mejor para luego poder hablar claro. Y, ahora, critiquémonos para mejorar.
Estoy harto de las valoraciones por encima. Harto del transporte excusas para huir de nuestros problemas. Hace un mes, el equipo tenía muchos lesionados y todo tenía que ir a mejor una vez los pacientes fueran abandonando la enfermería. Ahora, campaña arbitral en contra del Girona FC y clemencia para que se haga justicia. ¡Lesiones y árbitros, qué raro! Son dos de los factores que menos podemos controlar, pero sin embargo nos agarramos a ellos.
Me lo dijo alguien en octubre y le debo un "tenías razón". Este equipo sufre una alarmante falta de concentración. Sí, a mediados de diciembre, concentración. Y de ahí surgen algunos problemas como tener la inocencia de un niño de 7 años. Una expulsión aquí, otra allí, un penalti tonto por meter la pierna en el minuto 5, otro por agarrar a un contrario invitando al colegiado a hacer sonar su silbato. Y eso sin contar el desperdicio de 5 puntos en los minutos finales al inicio de temporada. No hablamos de motivación, hablamos de pensar, de ser inteligentes. Y no lo somos.
Igual eso tiene algo que ver en nuestra habitual cagada a balón parado por partido. ¿Soy yo? ¿Nadie lo ve? 17 goles nos han marcado esta temporada. Bien, 7 en jugadas de estrategia, sin contar que en el último el penalti fue justo antes del lanzamiento de un córner. Cualquiera diría que somos uno de los equipos con los centrales más altos de la categoría y no las hermanas de la caridad. Y recuerdo que el 17 de octubre oí, tanto a un jugador como al propio entrenador, asegurar que estaban trabajando en este apartado. Joder, en diciembre en lugar de ir a mejor, hemos ido a peor.
Y sé que no mola señalar pero yo lo voy a hacer, ya que parece que nadie le va a dar un toque de atención. Poca gente habla de él, igual es que lo está haciendo bien. Exceptuando a Pere Pons, casi todos los jugadores del Girona se han sentado en el banquillo esta temporada. Florian Lejeune, ahí sigue. Falto de físico, de intensidad, de colocación e incluso con cierta fases de desconexión. El día del Numancia me enamoré de él pero como suele ser habitual en las relaciones, luego todo a peor. Hasta el punto de abandonar la etiqueta de fan incondicional y ponerme la de "Florian, despierta". A los buenos hay que exigirles.
Hasta aquí no he hablado de problemas ofensivos, uno de los grandes males de este equipo. El Girona basa un gran porcentaje de sus ideas en ataque por las bandas, pero resulta que no tiene a ningún delantero centro especialista en bajarlas en el área o en el remate de cabeza. Para colmo, la supuesta estrella (Sobrino) es un jugador rápido y con calidad, capaz de hacer muchos daño a campo abierto pero con lagunas una vez entra en el área. No digo que Sobrino no aporte nada, él debe ser titular siempre, pero sus características son totalmente diferentes al "crack" del año pasado, resolutivo en espacios cortos (a pesar de que podía caer en banda), en el área, justo donde este año carecemos. Me lo decía alguien al acabar el partido contra el Elche: "En el minuto 70, he admitido que ya podían centrar durante 90 minutos más, que no íbamos a meter ni una".
En estático se dice que abusamos del pelotazo. Yo digo que no funciona. Si funcionase, no habría un abuso, sino una virtud. Los tres de arriba son Felipe (en baja forma, no está de más recordarlo), Sobrino y Mata o Jairo. ¿Y de verdad en lugar de buscar la ruptura, buscamos que la descuelguen? Sí, lo hacemos porque es nuestro estilo pero sin la materia prima ideal. En el mercado de invierno creo que hay que fichar, pero no estoy tan seguro de que haya un jugador fiable de ese perfil para poder acertar, que al fin y al cabo es de lo que se trata.
Todo este engranaje, pensando en que Machín seguirá siendo el entrenador. Piden desde el club memoria histórica y la tengo, pero que a nadie se le olvide que las consecuencias de un descenso a Segunda B son mucho más importantes que cualquier récord de puntos. Por eso, le valoró aún más el milagro de la salvación. Sam Allardyce, un entrenador de mucha experiencia en Inglaterra, me recordó hace unos días: "Un entrenador puede llegar a ser el mejor en una temporada, y ser el peor en la siguiente".
Critiquémonos, nos irá mejor.



0 comentarios:

Publicar un comentario