"Conociendo a Kiko Olivas". Por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 20:38:00 0 comentarios


Conociendo a Kiko Olivas

Por Jordi Bofill.


Kiko Olivas Alba (21/08/1988), se ha convertido por méritos propios, en una de las principales bazas del Girona en este inicio de temporada. Llegado del Sabadell este mismo verano, sus actuaciones le han llevado a tener garantizado un sitio en el once inicial desde la primera jornada, siendo un fijo en las alineaciones y perdiéndose únicamente 15 minutos en las primeras 18 jornadas de campeonato. Más conocido como “MiKiko” desde su debut en Peralada este mismo verano, dos días después de su fichaje, hagamos un recorrido por su historia para conocer un poco más a una de las sorpresas más agradables de la plantilla.

Nacido en Antequera (Málaga), no tardó en consolidarse como uno de los fijos en el centro de la defensa allá donde ha actuado. Pese a su juventud e inexperiencia, debutó con el filial malagueño a los 18 años militando en 2ªB, llegando a jugar doce partidos con los que no pudo evitar el descenso del equipo a final de temporada. Esa misma temporada (2006-07) hizo su debut en 2ºA con el primer equipo, de la mano de Juan Ramón López Muñiz. La Romareda y una eliminatoria de Copa del Rey, saldada con una victoria por 0-1, fue la noche elegida por el técnico para hacer debutar al joven central del filial. En liga, tuvo participación en el tramo final de la temporada, llegando a disputar cinco encuentros en una plantilla que contaba con jugadores como Jesús Gámez, Salva Ballesta, Arnau, Valcarce… De los cinco encuentros disputados, el equipo logró dos victorias y tres empates, permaneciendo invicto con Kiko Olivas sobre el terreno de juego. Empezaba bien su trayectoria.

Siempre caracterizado por su elegancia, tanto en el corte (apenas ha visto cartulinas amarillas pese a ocupar un sitio en el once propenso a ellas) como en salida de balón, a final de temporada se vio obligado a abandonar el Málaga para iniciar una larga etapa en Villarreal donde pasó por las tres primeras categorías del futbol nacional, militando primeramente en el filial para terminar actuando en el primer equipo. 5 temporadas en total (2007-08 hasta la 2011-12), plagadas de éxitos en lo personal y de alguna que otra decepción colectiva. Su primera temporada como jugador del filial fue de lo más movida con tres entrenadores distintos (Pedraza, Oliva y Juan Carlos Garrido). Allí coincidió con Gaspar, ahora lateral del primer equipo, con el que empezó a forjar una amistad que aún hoy perdura. 15 encuentros en 2ªB fueron el balance de aquella primera temporada. En la siguiente, donde el equipo logró el ascenso a 2ªA, subió su cifra a 27 partidos jugados, marcando su primer gol como profesional en el derbi ante el Valencia Mestalla (victoria por 0-2). Manuel Pellegrini, técnico de un primer equipo que vivía momentos de gloria de la mano de jugadores como Pirés, Rossi, Senna, Cazorla, Nihat… llegó a convocarle en dos ocasiones, aunque sin la fortuna de llegar a disputar ningún minuto.

La temporada 2009-10 fue una de las mejores de su carrera. Instalado ya como titular indiscutible en el eje de la zaga (por delante de todo un central como Musacchio, que por aquel entonces daba sus primeros pasos), su cifra de encuentros subió hasta los 33 partidos jugados, ya con el equipo en 2ªA. Ernesto Valverde confió en él para hacer su debut en la primera jornada de Liga en campo de Osasuna (1-1), llegando a disputar el derbi ante el Valencia, donde fue expulsado a los 26 minutos. También fue utilizado para dos encuentros de la antigua Copa de la UEFA, su primera competición internacional a nivel de clubs. Su debut, ante el NAC Breda holandés, se saldó con victoria por 6-1. No quedó ahí la cosa. Tras jugar en Copa del Rei, fue llamado por López Caro a la selección sub-21 para hacer su debut oficial en un Irlanda 2-1 España de la Eurocopa, jugado el 27/03/2009 al lado de compañeros como Azpilicueta, San José, Parejo, Jordi Alba…

Su concurso en la 2010-11 fue igual de imprescindible que en la anterior. Tuvo a dos entrenadores en el filial, Gracia y Molina, y disputó 35 encuentros de Liga, teniendo minutos una vez más con el primer equipo en Copa del Rey y jugando 4 encuentros en la Liga de las Estrellas con un infausto recuerdo de otro derbi valenciano, donde el Valencia aplastó por 5 goles a 0 al Villarreal con sendas exhibiciones de Juan Mata y Roberto Soldado. Nada o poco pudo hacer ahí Kiko Olivas para evitar el desastre. La temporada siguió con dos partidos jugados más, nuevamente, en Copa de la UEFA, con un destacado Villarreal 5-1 Twente.

En su última temporada en el equipo amarillo, sus apariciones en el primer equipo desaparecieron por completo. 36 partidos como titular en el filial (formando pareja con un tal Florian Lejeune), no fueron suficiente para evitar el descenso a 2ªB. Tres goles marcó Kiko Olivas durante la temporada, ante el Girona, Numancia y Huesca. Las puertas de la selección volvieron a abrirse para disputar tres encuentros, disponibles para la clasificación de la Eurocopa 2011 de la cual España resultó campeona, saldados con tres victorias: 2-0 ante Polonia, 0-4 en Luxemburgo y 1-0 frente a Finlandia. El descenso de categoría dio paso a su fichaje por el Córdoba.

Kiko seguiría en 2ªA y, de la mano de Berges primero y Esnáider en las últimas jornadas, disputó 31 encuentros en dicha categoría, incluidos dos encuentros de Copa del Rey con el conjunto cordobés. Esa sería su única temporada en el club, ya que al finalizar la campaña ficharía por el Sabadell, donde militó dos temporadas antes de su fichaje por el Girona. En Sabadell, Kiko Olivas disputó un total de 75 encuentros, con seis goles incluidos, siendo titular indiscutible, como lo ha sido siempre allá donde ha estado. El descenso del club en la última temporada posibilitó su fichaje por el conjunto gerundense, donde, pese a llegar sin hacer ruido, se ha convertido en el hombre más utilizado por Pablo Machín (tras Becerra), con un rendimiento muy destacado.

El líder del Trofeo Jandro Castro al mejor jugador del equipo por los socios de la Penya Jandrista (y cada vez más destacado), tuvo el premio a su excepcional rendimiento desde el inicio de temporada en forma de gol en Mallorca que rescataba un punto en el último suspiro. En las 18 primeras jornadas, Kiko Olivas ha actuado tanto de central (en la línea de 3) como de lateral derecho cuando el técnico soriano ha modificado el sistema a línea de 4. Contundente, seguro, eficaz, regular y convincente en el juego aéreo, su nivel de juego no ha pasado desapercibido por los aficionados del club, que empiezan a tenerle muy en cuenta pese al poco conocimiento que se tenía sobre él. Esperemos que el rendimiento no decaiga y que pueda ayudar a que el Girona empiece a escalar sitios en la clasificación que le permitan ver el futuro con más optimismo y tranquilidad.

Esta es su historia. Este es Kiko Olivas. Este es “MiKiko”.



0 comentarios:

Publicar un comentario