"El triunfo de la fe". La crónica del C.A. Osasuna 0-1 Girona F.C. Por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 20:28:00 0 comentarios


El triunfo de la fe
Por Jordi Bofill.


Llevaba semanas intentándolo. Sin suerte, encadenando buenos partidos con otros más discretos. Pero al fin llegó. En un campo y ante un rival, a priori, inaccesibles. En un partido marcado por la seguridad defensiva de los gerundenses, el Girona supo sacar los tres puntos de su visita a El Sadar gracias a una auténtica obra de arte de Rubén Alcaraz en la primera mitad. Una victoria que, sin duda, hará que los hombres de Pablo Machín den un golpe sobre la mesa y se inyecten de moral tras el dubitativo arranque de temporada.

El técnico soriano, de inicio, sorprendió a la mayoría al alinear al mismo once que la pasada jornada con la excepción de la entrada de Lejeune por Richy, manteniendo a Alcalá en el eje de la zaga. Y la apuesta salió bien, ya que el ex central del Llagostera protagonizó un gran partido, mostrándose sólido y eficaz ante todos los ataques rojillos durante los noventa minutos. Pese a que la tarea de conseguir la tercera victoria de la temporada no era sencilla, los gerundenses demostraron, desde el pitido inicial, una concentración y una superioridad evidente respecto al líder de la categoría.

Felipe Sanchón fue el jugador más activo del conjunto visitante en la primera mitad. Suyas fueron las primeras acciones de peligro de un Girona muy activo en los primeros compases de partido. Un lanzamiento desde la frontal que atrapó Nauzet y una asistencia que Kiko Olivas remató de cabeza demasiado cruzado fueron el preludio del 0-1. Osasuna, por su parte, intentaba triangular sin demasiado éxito, inquietando la portería visitante en dos ocasiones, por medio de pases en profundidad que en primer lugar Kiko Olivas y en segundo Lejeune, pudieron interceptar evitando males mayores.

Y en el minuto 25 llegó uno de los goles de la jornada. Rubén Alcaraz, tras luchar un balón en el centro del campo, conectó un derechazo que entró como un obús en la portería navarra. 0-1 y lo más difícil ya estaba hecho. Excelente el ex del Hospitalet, que ha aprovechado a la perfección su ingreso en el equipo titular en las dos últimas jornadas. Aún tuvo el segundo Lejeune antes del descanso en un cabezazo que se marchó alto. Los rojillos, incómodos en estos primeros 45 minutos, tuvieron en un lanzamiento de falta de Roberto Torres su mejor ocasión. Becerra, seguro, detuvo el peligro.

Dos fueras de juego inexistentes señalados sobre Mata que dejaban al delantero ante sendas ocasiones de peligro marcaron el inicio de la segunda mitad. Osasuna, más atrevido, movió el banquillo en busca de un empate que nunca llegaría. Machín, por vez primera en lo que llevamos de temporada, supo reaccionar a tiempo, realizando dos cambios antes del primer cuarto de hora. El peligro local llegaba a través de sendas acciones de estrategia donde ni Unai ni Javier Flaño (este en un mal control, cuando estaba totalmente desmarcado), desperdiciaron dos buenas ocasiones para lograr el empate.

Los espacios que dejaban los navarros eran aprovechados para los gerundenses para llevar peligro al contragolpe. La tuvieron Llonch y Felipe, pero el primero remató demasiado cruzado y el segundo se tropezó cuando iba a rematar. Atrás, un inmenso Kiko Olivas y un enorme Alcalá, bien ayudados por Lejeune, lograban despejar cualquier atisbo de peligro. Un remate desviado de Pucko fue la opción más clara de Osasuna de lograr el empate.

Los últimos minutos fueron un quiero y no puedo navarros ante los contragolpes visitantes que hubieran evitado mayor sufrimiento de haber estado más acertados. Aday, en un remate que despejó la defensa; Mata, en un intento de tijera con el portero fuera de los tres palos; Eloi, en un remate cruzado que salió fuera por poco y Granell en un contragolpe bien despejado por Nauzet pudieron lograr el 0-2. Los hombres de Enrique Martín, a base de empuje, garra y balones aéreos, no pudieron evitar su primera derrota en El Sadar pese a disponer Roberto Torres de un lanzamiento en tiempo de descuento que se marchó por encima del travesaño. Berenguer, en un tímido cabezazo, también tuvo el empate. Pero ya no había tiempo para más y el Girona lograba llevarse los tres puntos en un desplazamiento siempre complicado.

Tres puntos más que alejan al equipo de la zona de descenso y con la vista puesta en los puestos de play-off pese al mal inicio de temporada. Una victoria que debe rearmar a un equipo que necesita urgentemente volver a hacerse fuerte en Montilivi. El domingo, a las 17.00h, primera oportunidad ante un Lugo que no nos trae precisamente buenos recuerdos.



La frase de Machín: “Hemos hecho un partido muy completo, pero me gustaría tener más el balón”.



Osasuna 0-1 Girona

Osasuna: Nauzet, Javier Flaño, Tano (Berenguer, 77’), Miguel Flaño, Oier, Unai García, Merino, Torres, Adrián Cruz (Olavide, 45’), Javi Martínez (Pucko, 67’) y Nino.

Girona: Becerra, Kiko Olivas, Alcalá, Lejeune, Llonch, Alcaraz, Pere Pons, Borja García (Granell, 59’), Clerc (Aday, 54’), Felipe (Eloi, 75’) y Mata.

Goles: 0-1 Alcaraz (24’).

Árbitro: Jorge Valdés Aller (Colegio Castellano-Leonés). Amonestó a los locales Merino y Nino y a los visitantes Lejeune, Felipe y Mata.

Incidencias: Jornada 11 de la Liga Adelante. Estadio del Sadar. 14.059 espectadores.

 

0 comentarios:

Publicar un comentario