"Ni creamos ni creemos". La crónica del Deportivo Alavés 1-0 Girona F.C. Por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 21:19:00 0 comentarios


Ni creamos ni creemos

 Por Jordi Bofill.


Un apagado Girona volvió a caer derrotado en la visita a Mendizorroza ante un Alavés que jugó con un hombre menos desde la primera media hora de partido. Pese a la supuesta superioridad que debería generar la expulsión de Einar, el equipo se mostró muy plano, sin crear claro peligro y aumentando su ansiedad a medida que transcurrían los minutos. Un gol de Juli en el minuto 16 sentenció el encuentro favorable a los locales, dejando al Girona inmerso de lleno en las últimas posiciones de la tabla clasificatoria.

Pablo Machín utilizó de inicio a los mismos hombres con la excepción de Granell por Alcaraz respecto a la última derrota en Montilivi frente al Lugo, ratificando su confianza en Pol Llonch en el carril derecho pese a tener ya recuperado a Javi Álamo, un hombre de su confianza desde que se inició el campeonato. El equipo salió bien, pero fue un espejismo. Un lanzamiento de falta directa de Granell en el minuto 2 que salió fuera por muy poco se terminó convirtiendo en la oportunidad más clara de peligro del conjunto gerundense en toda la primera mitad. Por su parte, el conjunto de Bordalás, con un omnipresente Toquero, se limitaba a sus rápidos contragolpes basados en la superior intensidad en la mayoría de sus acciones para llevar el peso del partido. Precisamente, una gran jugada del delantero por banda derecha, superando en el regate a Pol Llonch y poniendo un excelente balón dentro del área, fue rematada perfectamente por Juli quien, superando a los dos centrales, remató cruzado y sin oposición, lejos del alcance de Becerra.

El dominio de los locales se incrementaba ante un Girona perdido, que acusó el golpe del gol e incluso pudo verse sorprendido por un segundo en acciones peligrosas minutos después del 1-0. Pero la rápida expulsión de Einar, tras ver dos amarillas en tres minutos, pareció dar aire al conjunto gerundense. Con la superioridad numérica, el equipo se estiró y empezó a circular el balón con mayor rapidez mediante un muy activo Granell, pero sin profundidad. Una asistencia de Pere Pons que Felipe no supo controlar y un par de lanzamientos lejanos de Aday que se perdieron desviados fue el bagaje de los de Machín hasta antes de llegar al descanso. Aunque una muy distinta segunda mitad hubiéramos visto si el colegiado hubiera decidido señalar penalti favorable al Girona en una acción sobre Mata, que Areces Franco decidió obviar.

Con el equipo obligado a ir en busca de la remontada, el técnico soriano dio entrada a Javi Álamo nada más salir de los vestuarios tras el descanso. Un cambio que poco o nada aportó visto el rendimiento del ex jugador del Zaragoza. Pese a dominar el control del partido en estos primeros minutos del segundo tiempo, el Girona ofrecía un juego demasiado plano, sin confianza en sus posibilidades mientras que el Alavés se limitaba a defender mientras creaba mucho peligro en sus salidas al contragolpe. La expulsión de Dani Pacheco por simular una entrada dejaba a los locales con nueve a falta de 20 minutos para el término del partido. Antes había entrado Jairo, quien erró en un control que le hubiera dejado en posición de uno contra uno ante el guardameta local. Pero el equipo, en clara sensación de ansiedad, perdió a Mata por una acción infantil que dejaba al equipo con un hombre menos.

Con el equipo volcado en busca del empate, las ocasiones (muchas, pero sin peligro) se fueron sucediendo una tras otra en los últimos minutos de partido. Granell y Aday fueron quienes más lo intentaron, con diversos lanzamientos lejanos que se perdieron desviados. Jairo, quién pudo ser objeto de un nuevo penalti que el colegiado no quiso ver, fue el hombre más activo en los instantes finales. Un disparo suyo desde la frontal que atajó Pacheco y un gol anulado por claro fuera de juego fueron las opciones de un impotente Girona, que acumula su tercera derrota consecutiva en tan solo tres días.

Tras ocho partidos sin ganar en Montilivi, se prevé clave la visita del Albacete el próximo domingo (17.00h), para intentar reconducir la situación en que se ha visto inmerso el equipo debido a los malos resultados. Una nueva decepción haría saltar todas las alarmas en el conjunto gerundense.



La frase de Machín: “El Girona es un equipo que debe luchar por salvar la categoría”.



Alavés 1-0 Girona

Alavés: Pacheco, Carpio, Pelegrín, Einar, Raúl García, Manu, Sergio Mora, Kiko Femenía (Estrada, 60’), Dani Pacheco, Toquero (Borda, 90’) y Juli (Beobide, 69’).

Girona: Becerra, Kiko Olivas, Alcalá (Sebas, 69’), Lejeune, Pol Llonch (Javi Álamo, 45’), Pere Pons, Granell, Borja García, Aday, Felipe (Jairo, 60’) y Mata.

Goles: 1-0 Juli (16’)

Árbitro: Areces Franco (Colegio Asturiano). Amonestó a los locales Pacheco, Toquero, Estrada y Beobide y expulsó a Einar (28’) y Dani Pacheco (70’) mientras que para los visitantes amonestó a Granell y expulsó a Mata (71’).

Incidencias: 13 Jornada de la Liga Adelante. Mendizorroza. 9.440 espectadores.



0 comentarios:

Publicar un comentario