"Con la mente llena de dudas". La crónica del Girona F.C. 0-0 Real Zaragoza. Por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 16:24:00 0 comentarios


Con la mente llena de dudas

 Por Jordi Bofill.


Girona y Zaragoza empataron a nada en un encuentro que confirmó el gafe de los locales en Montilivi al sumar su séptimo encuentro consecutivo sin lograr la victoria. Pese a mejorar la imagen respecto al último partido en Leganés, los hombres de Pablo Machín no supieron mantener el nivel de intensidad necesario para llevarse los tres puntos. Faltos de ideas en la zona ofensiva, los gerundenses controlaron bien los tímidos ataques de un Zaragoza que salió a defender el punto. Con este resultado, son ya cinco las jornadas que el equipo no suma una victoria.

Tras las críticas recibidas en el último desplazamiento a Leganés, donde el equipo dio una mala imagen pese a empatar en el último suspiro, Pablo Machín decidió “revolucionar” el once inicial, modificando incluso ligeramente el sistema, pasando del clásico 3-5-2 a un 3-4-1-2 con la presencia de Borja García entre líneas. La baja por sanción de Lejeune fue substituida por la presencia de Alcalá en el costado derecho, pasando Kiko Olivas a ocupar la posición habitual en la izquierda del central francés. En el centro del campo fue donde el técnico soriano introdujo más novedades ya que, además de la mencionada de Borja, Rubén Alcaraz volvió a saborear la titularidad. Los damnificados, en este caso, fueron Granell y Eloi Amagat, quienes no entraron hasta los instantes finales.

Pero no bastaba solo con nombres. El equipo necesitaba recuperar la intensidad y verticalidad perdidas en jornadas anteriores. Y lo consiguió, aunque en pequeñas dosis. Como la mayoría de equipos que han visitado Montilivi esta temporada, el Zaragoza decidió esperar a que fuesen los locales quienes llevasen la manija del encuentro. Bien agazapados atrás, apenas se estiraron en el aspecto ofensivo hasta bien entrada la segunda mitad, cuando a los locales les entró “el síndrome de los últimos instantes”. Pere Pons, antes de cumplirse el primer minuto, avisó con una volea desde la frontal que detuvo Bono. Lo poco que ofrecieron los maños corrió a cargo de Alfredo Ortuño, ex delantero de los gerundenses hace dos temporadas. Lo probó de cabeza, pero Becerra, seguro, no dejo que el remate tuviese consecuencias. La ocasión más clara de la primera mitad llegó poco antes del cuarto de hora. Una falta lanzada por Borja y colgada por Richy desde el segundo palo, no fue aprovechada ni por Mata ni por Alcalá para lograr el primer gol de la noche al ver como sus remates eran rechazados por la defensa visitante.

Pocas ocasiones más se vivieron en la primera mitad. Mucho balón aéreo y contacto físico por ambos equipos en un encuentro donde las defensas se impusieron claramente a las delanteras. Pol Llonch, quien substituía a Aday tras su recaída en Butarque, demostró muy buenas maneras al aportar profundidad por el carril derecho e intensidad en sus acciones. Dirigidos por un buen pero acelerado Rubén Alcaraz, la conexión Felipe-Borja mostraba detalles de cualidad pero no efectividad. Un chut de Alcaraz antes del descanso fue la última ocasión local.

Los segundos 45 minutos empezaron mejor para los visitantes que para los locales producido por un bajón en el juego de los de Machín. Y suerte tuvo el equipo de la prodigiosa mano de Becerra a remate de Diamanka a la salida de un lanzamiento de esquina cuando los maños tuvieron el 0-1 más cerca que nunca. Los locales, a rachas, producían menos peligro que en el primer tiempo, quizás más pendientes de no perder el punto que tenían que en ir a buscar los dos que podían lograr. Una pérdida de balón de Felipe cuando se disponía a encarar a Bono tras un magistral pase de Borja y un remate de Alcaraz, que obligó al internacional marroquí a aturar el remate en dos tiempos, fueron el preludio de los mejores minutos del Girona en el segundo tiempo.

Para sorpresa de la mayoría, Pablo Machín apostó por dar entrada a Granell, pero de carrilero izquierdo en lugar de Clerc buscando su guante para colgar balones en los últimos minutos. Más tarde entrarían Eloi y Arimany en busca de una victoria que no se produjo. Una recuperación de Pol Llonch propició la jugada polémica de la noche. El balón llegó a los pies de Mata quien se inventó un slalom individual hasta ser derribado por Wilk dentro del área en un más que posible penalti que el árbitro obvió.

El 0-0 no se movió pese a un último intento por parte de cada equipo. Richy se vio obligado a cortar una peligrosa jugada de Ortuño mientras que la última fue para el Girona. Alcalá, de cabeza, remató una falta lanzada por Granell, pero Bono, una vez más, despejó a la esquina el remate del central. Tercer empate consecutivo de un Girona que visitará, el próximo domingo a las 17.00h, el campo de Osasuna para enfrentarse a un peso pesado de la categoría.



La frase de Machín: “En los malos momentos, ir sumando poco a poco para cuando vengan épocas mejores”.



Girona 0-0 Zaragoza

Girona: Becerra, Alcalá, Richy, Kiko Olivas, Pol Llonch, Rubén Alcaraz (Eloi Amagat, 82’), Pere Pons, Borja García, Clerc (Granell, 73’), Felipe Sanchón (Arimany, 86’) y Mata.

Zaragoza: Bono, Iza, Vallejo, Cabrera, Rico, Erik Moran, Diamanka (Wilk, 66’) (Abraham, 78’), Dorca, Freddy Hinestroza, Ortuño y Jorge Díaz (Ángel, 58’).

Goles: ---------

Árbitro: Trujillo Suárez (Colegio Canario). Amonestó a los locales Alcalá, Pere Pons y Granell y a los visitantes Iza, Cabrera y Dorca.

Incidencias: Jornada 10 de la Liga Adelante. Estadi de Montilivi. 4.219 espectadores.



0 comentarios:

Publicar un comentario