"La flor sigue vigente" La crónica del C.D. Leganés 2-2 Girona F.C. Por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 8:38:00 0 comentarios


La flor sigue vigente

 Por Jordi Bofill.


El carácter, la fe y la inmensa suerte propiciaron un milagroso empate a dos final tras un encuentro para olvidar. Un Leganés muy superior tanto en juego como en intensidad desperdició un 2-0 en los últimos minutos de partido. Esta vez el tiempo de descuento sonrió al Girona tras poner la puntilla Jairo al anterior gol de Mata, obteniendo un botín demasiado amplio visto lo visto sobre el terreno de juego. Un punto que no sacará al equipo de la zona baja de la clasificación, pero si debe ser un punto de partida para recuperar sensaciones vividas no hace mucho tiempo.

Un Girona totalmente desaparecido fue el que se encontró el Leganés durante la mayor parte del partido. Pablo Machín puso en disputa a los mismos once jugadores que salieron de inicio ante el Almería. Como ya nos tiene acostumbrados, el equipo salió con una marcha menos que el rival en los primeros minutos. Eizmendi fue el primero en probar fortuna, en el minuto 2, al rematar totalmente solo desde la frontal demasiado cruzado. Becerra se vio obligado a intervenir en el 11 tras un lanzamiento de falta de Omar (el mejor de su equipo) y el colegiado obvió unas posibles manos de Kiko Olivas dentro del área poco antes del primer cuarto de hora de partido. Las triangulaciones del equipo gerundense apenas existían, proponiendo balones largos en la salida de balón desde los centrales, hacia una zona ofensiva menos productiva que de costumbre. Con un centro del campo perdido y superado por los locales, lo más positivo fue la profundidad aportada por los carrileros (especialmente Aday). Un centro de Felipe que Serantes despejó cuando Mata se disponía a rematar y un buen contragolpe de Clerc fue lo más digno del equipo ofensivamente hablando.

Y tanta era la superioridad local, o tanta la pasividad visitante, que el gol no tardó en llegar en una nueva jugada a balón parado en que el equipo se ve superado esta temporada. Mantovani, solo desde el punto de penalti, adelantó a los pepineros en el marcador, haciendo justicia a los méritos del conjunto de Asier Garitano. Incluso pudieron ampliar su ventaja antes del descanso, en sendas acciones de Victor Díaz, quién remató demasiado cruzado tras un lanzamiento de esquina (uno más…) y si el colegiado se hubiera atrevido a señalar un claro penalti de Lejeune sobre Borja Lázaro que terminó con una amarilla injustificada al delantero por entender que había simulado su caída.

Tan mala era la imagen del Girona, que Machín, ayudado por la recaída de Aday en la primera mitad, se vio obligado a cambiar el sistema, pasando del 3-5-2 habitual a un 4-4-2, con Kiko Olivas en el lateral derecho, Eloy y Felipe cayendo a bandas y Jairo acompañando a Mata en la punta de ataque. Por segundo partido consecutivo fuera de casa, el técnico soriano volvía a cambiar el esquema vistos los resultados en ambos encuentros. Y no parecía que iba a salirle bien ya que, tras evitar Becerra el segundo en un buen remate de Omar, en la jugada posterior, nuevamente en un saque de esquina Gabriel ponía el 2-0, dejando el partido prácticamente visto para sentencia. El conjunto local pasó a dormir el partido y, pese a que el Girona ofrecía algo más que lo visto en la primera mitad, nada hacía presagiar el resultado final. Ayudó mucho la entrada de Borja García por un desdibujado Eloi en el minuto 65. A partir de ese instante, el mando del partido pasó a un Girona demasiado necesitado, que sufría en exceso en los contragolpes locales.

Primero fue Mata quién lo intentó mediante un remate que rechazó la defensa local y, posteriormente, Jairo, quien vio cómo su disparo se perdía a lanzamiento de esquina. Guillermo, quién minutos antes había substituido a Borja Lázaro en la punta de ataque, ponía a prueba los reflejos de Becerra en un encuentro que empezaba a ser de ida y vuelta. Nada tenía que perder el conjunto de Machín y sí mucho a ganar. Y ahí salió a relucir el carácter de este equipo. Y la fe. Y la flor. Un gol de Mata tras un espectacular remate de Felipe al palo ponía el miedo en el cuerpo a los locales a falta de doce minutos para terminar un encuentro que ya veían ganado. Pese a los intentos de ampliar el resultado mediante acciones de Omar, Eizmendi, Víctor Díaz y Guillermo, fue el Girona quién obtuvo el premio del gol en el último instante del encuentro.

Comandados por un muy activo Borja García, avisó Lejeune con un tímido cabezazo que terminó a manos de Serantes. Y con el tiempo casi cumplido, un centro de Richy fue rematado al poste por Mata. El rechace lo recogió Jairo para empatar agónicamente ante unas protestas locales más por impotencia que por otra cosa. Un gol que conllevó su expulsión al quitarse la camiseta y ver su segunda amonestación siendo baja, como Lejeune (quién ayer vio la quinta amarilla y cumplirá ciclo de sanción) para el partido del próximo sábado frente al Zaragoza (20.15h) en Montilivi. Un punto de fe; o quizás un punto de partida ante la pobre imagen global del equipo. Un equipo que debe quitarse los nervios y la ansiedad de los malos resultados y seguir creyendo en lo que hace. Y trabajar mucho los errores defensivos cometidos hasta el momento. Que los hay, y muchos.



La frase de Machín: “El cambio de Aday es por lesión, no porque esté loco”.



Leganés 2-2 Girona

Leganés: Serantes, Mantovani, Luis Ruiz, Insua, Víctor Díaz, Alberto, Eizmendi, Szymanowski (Galarreta, 62’), Omar, Gabriel (Bustinza, 84’) y Borja Lázaro (Guillermo, 55’).

Girona: Becerra, Lejeune, Richy, Kiko Olivas, Aday (Jairo, 45’), Clerc, Granell (Pol Llonch, 80’), Pere Pons, Eloi (Borja García, 65’), Felipe y Mata.

Goles: 1-0 Mantovani (20’), 2-0 Gabriel (52’), 2-1 Mata (78’), 2-2 Jairo (93’).

Árbitro: Ais Reig-Sauld (Colegio Valenciano). Amonestó a los locales Alberto y Borja Lázaro y al visitante Lejeune. Expulsó al delantero del Girona Jairo por doble amarilla (93’).
Incidencias: Jornada 9 de la Liga Adelante. Estadio Municipal de Butarque. 3.328 espectadores.




0 comentarios:

Publicar un comentario