"Sigue el gafe en Montilivi". La crónica del Girona F.C. 2-2 U.E. Llagostera. Por Jordi Bofill

Posted by Penya Jandrista GFC On 11:40:00 0 comentarios

"Sigue el gafe en Montilivi"
Por Jordi Bofill

Girona y Llagostera empataron a dos tras protagonizar un derbi dominado en su mayoría por el conjunto de Pablo Machín. El buen hacer de los locales no obtuvo el premio esperado, ya que varios contratiempos posibilitaron un inesperado empate vistos los méritos de ambos equipos sobre el terreno de juego. Un Girona peligroso en lo ofensivo, vio como la expulsión de Pere Pons (segunda semana consecutiva que el equipo termina con diez jugadores pese a recibir más entradas de las que efectúa) condicionaba unos últimos minutos donde el Llagostera supo jugar sus cartas a la perfección para llevarse un punto de mucho valor.


Pablo Machín sorprendía en su alineación con la entrada de Alcalá en substitución de Richy en el once inicial. Despejadas las dudas de Javi Álamo, Eloi y la continuidad en el equipo de Jairo Morillas, la rotación en el centro de la zaga fue la primera del técnico soriano en lo que llevamos de temporada. En la primera mitad los locales fueron quienes llevaron el peso del encuentro pese a la peligrosidad de los visitantes en cada contragolpe que intentaban generar. En un encuentro que por momentos pareció de ida y vuelta, el Llagostera salió claramente a verlas venir, esperando cazar algún balón suelto o aprovechar cualquier error local para mostrar sus cartas sobre la portería de Becerra. Fueron los visitantes quienes primero lo intentaron, en un remate alto de Juanjo a la salida de un lanzamiento de esquina. La réplica gerundense no tardó en llegar, en una buena acción colectiva que terminó con Jaime Mata rematando desde el suelo, obligando a Moragón a intervenir para evitar el primer gol del encuentro. La conexión Mata-Jairo y las internadas por banda derecha de un desacertado Javi Álamo fueron lo más peligroso que generó el equipo en los primeros 45 minutos.

De tanto insistir y generar, la balanza debía caer por su propio peso. Tras un contragolpe entre Querol y Imaz que la defensa local pudo abortar, el Girona se adelantó en el marcador tras un golpeo perfecto de Granell desde fuera del área que, pese a los esfuerzos de Moragón en despejar el balón, entró por toda la escuadra. Lo más difícil parecía haberse hecho con el primer gol pese a que el equipo pudo sentenciar el partido antes del descanso. Una gran jugada individual de Granell por la banda izquierda, terminó en una asistencia a Mata, quien mandó el balón al poste con Moragón ya batido.

Sin cambios en ambos equipos y con la sensación de que el partido se abriría para el Girona ante la necesidad del Llagostera de ir a por el empate empezó la segunda mitad. Nuevamente, la mala fortuna persiguió a los locales al rematar Mata al poste tras una buena jugada individual de Jairo. Y del posible 2-0, como suele ser habitual, se pasó al empate a uno. Una buena acción de Giva por banda izquierda, terminó con un lanzamiento de Imaz que, tras tocar en Kiko Olivas, terminó en el fondo de la portería local. 1-1 y vuelta a empezar, con la sensación de que el Llagostera se llevaba demasiado botín por los escasos méritos contraídos. Y fue precisamente en esa fase del encuentro, cuando los de Oriol Alsina se mostraron mejor que los locales, en especial con la entrada de Benja sobre el terreno de juego. Los visitantes dejaron sus habituales balones largos para empezar a tocar el balón y los locales dieron un paso atrás en busca de algún contragolpe o acción individual que les pusiera por delante en el marcador.

Y llegó, vaya si llegó. Jairo Morillas logró su segundo gol de la temporada tras dar una lección de explosividad y velocidad. Una jugada suya que no supo rematar Mata, terminó con un centro de Eloi que propició el remate del jugador cedido por el Espanyol, quien lograba su segundo gol de la temporada. Pero ya sabemos que aquí se sufre, siempre. No hay partido tranquilo en Montilivi, y no sería el derbi la primera oportunidad de vivirlo. Un contragolpe del Llagostera tras un lanzamiento de esquina favorable a los locales propició la segunda amarilla de Pere Pons, quien veía la cartulina tras verse obligado a cometer una entrada sobre su rival. Curioso el caso del Girona, quien acumula dos expulsiones consecutivas y, más aún, si jugadores como Fran Cruz sí terminan sobre el terreno de juego. Porque el defensor del Llagostera, justo tras la expulsión local, cometió una infracción que bien merecía su segunda cartulina pero, cosas del fútbol, salió impune de su acción.

Con diez jugadores sobre el terreno de juego, Pol Llonch actuando como refuerzo del centro del campo y el Llagostera dando un paso adelante en busca del empate con la entrada de Juanto y Ríos sobre el césped; los diez minutos finales fueron demasiado largos para los de Machín. El acoso de los visitantes fue absoluto y una jugada individual de Juanto hacía posible el empate a dos definitivo. En los minutos finales, el encuentro se volvió loco y pudo decantarse para cualquiera de ambos conjuntos. Con un Girona roto y físicamente agotado, Benja tuvo dos clarísimas ocasiones para amargar la tarde a su ex equipo, pero un inconmensurable Becerra evitó el gol en ambas oportunidades. También Mata pudo haber logrado el gol de la victoria local, pero su volea se perdió alta en la última oportunidad de los gerundenses.

Empate injusto que sitúa al Girona con 8 puntos, en 12 posición, a dos puntos del playoff, tres del ascenso directo y 2 del descenso. Muy igualado todo en estas primeras jornadas, como suele ser habitual. El próximo domingo, a las 17.00h, el equipo visitará el feudo del Mirandés, en busca de tres nuevos puntos que le permitan mirar hacia la zona alta de la clasificación. Con la baja segura de Pere Pons y la más que probable de Javi Álamo (no se entendió como no fue substituido), Machín recuperará Alcaraz tras estar sancionado esta semana y muy probablemente a Aday.



La frase de Machín: “Sin entrar en polémicas, el empate es más error nuestro que acierto del Llagostera”.



Girona 2-2 Llagostera

Girona: Becerra, Javi Álamo, Kiko Olivas, Alcalá, Lejeune, Clerc (Coris, 65’), Pere Pons, Granell, Eloi (Felipe, 72’), Jairo (Pol Llonch, 83’) y Mata.

Llagostera: Moragón, Masó, Jorge (Ríos, 79’), Fran Cruz, Samu, Escassi, Pitu, Giva, Querol (Juanto, 75’), Juanjo (Benja, 65’) y Imaz.

Goles: 1-0 Granell (24’), 1-1 Imaz (49’), 2-1 Jairo (71’), 2-2 Juanto (86’).

Árbitro: Gorka Saguéz Oscoz (Comité Vasco). Amonestó a Eloi por los locales y expulsó a Pere Pons por doble cartulina amarilla (79’); enseñó cartulina amarilla a los visitantes Moragón, Masó, Jorge, Fran Cruz y Imaz.
Incidencias: Sexta Jornada de la Liga Adelante. Estadi de Montilivi. 4.832 espectadores.



Por Jordi Bofill  @BofillJordi1

0 comentarios:

Publicar un comentario