"Perdidos" La crónica del Club Gimnàstic 1-0 Girona FC. Por Jordi Bofill

Posted by Penya Jandrista GFC On 13:46:00 0 comentarios

Perdidos



Segunda derrota consecutiva para un Girona descentrado, poco habituado a cometer los errores vistos ayer en el Nou Estadi. Tras verse superados en intensidad en los primeros veinte minutos de partido (al igual que sucedió ante el Numancia), los hombres de Pablo Machín supieron contrarrestar los ataques locales a medida que fueron pasando los minutos, pese a no ofrecer demasiados señales de vida en ataque. Cuando más se decantaba el encuentro hacia el lado visitante, una genialidad de Jean Luc supuso la victoria para un Gimnástic que se sitúa colíder de la Liga Adelante.
El técnico soriano dispuso el mismo once que en las dos anteriores jornadas, sabedor del descanso que dará a los teóricos titulares el próximo miércoles en partido de Copa del Rey (precisamente en el mismo escenario y ante el mismo rival). El Girona empezó espeso, especialmente donde Machín centra la base de su esquema; en defensa. Una salida en tromba de los locales sumada a la pasividad de la zaga y a la desorganización del equipo en algunas fases, fueron un coctel que los hombres de Vicente Moreno no supieron aprovechar. Errores conceptuales que pocas veces (Ponferrada y el fatídico partido de playoff en Montilivi ante el Zaragoza son dos ejemplos), hemos visto en la zaga gerundense. Aunque no todo fue demérito del equipo ya que enfrente se encontró a un Gimnástic que ha empezado la temporada muy en forma, siendo uno de los equipos aún invictos tras tres jornadas.
La pérdida de posición y las malas coberturas sin balón posibilitaron demasiados espacios que los locales utilizaron para hacer daño a la espalda de los defensores. Álex López, Emaná y un Jean Luc muy inspirado, fueron quienes llevaron el peso del partido en los primeros veinte minutos, hasta la lesión del primero. Precisamente el delantero grana estuvo a punto de adelantar a los locales, pero Becerra salvó el gol en una gran intervención. Ofensivamente, el equipo de Pablo Machín no estuvo muy activo, creando peligro en tímidos lanzamientos de falta y en alguna internada de Mata que terminaba plácidamente en las manos de Reina. Pese a ello, el equipo se había sacado de encima la fuerte presión local del principio, y llevaba las riendas del partido; logrando estabilizar los agujeros defensivos de los primeros minutos, con un muy acertado Kiko Olivas como principal activo.
Con los mejores minutos del Girona se llegó al descanso con la sensación de que el Gimnástic nos había dejado con vida. La segunda mitad fue más vistosa que la primera, con ocasiones claras para ambos equipos. El Girona, como en Bilbao, intentó dar un paso más en busca de la victoria, pero se encontraba con muchos problemas a la hora de frenar las contras locales. Precisamente en una de ellas, Emaná le dejó un balón en boca de gol a Giner, quien incomprensiblemente cruzó demasiado el balón, perdiéndose a escasos centímetros del poste derecho. La réplica visitante no se hizo esperar en una doble ocasión, que estuvo a punto de poner un 0-1 injusto para lo que se había visto sobre el terreno de juego. En primer lugar, una falta lanzada por Rubén Alcaraz, se encontraba con el travesaño. Minutos después, una buena jugada por banda derecha de Javi Álamo, la remató acrobáticamente Jaime Mata, obligando a Reina a realizar una buena intervención.
Con el partido abierto, ambos equipos lanzaron una moneda al aire. Le tocó la cara al Gimnástic. Tras una falta sacada rápidamente por los locales, el balón llegó a Jean Luc, escorado en banda derecha, quien, ante la presión de tres hombres (Alcaraz, Clerc y Lejeune), dejó sentado al primero para rematar entre las piernas del segundo, despistando a Becerra y subiendo el 1-0 en el marcador. Media hora para el final para intentar una remontada que jamás llegaría.
Y eso que los hombres de Machín pusieron una marcha más al encuentro. El técnico soriano hizo debutar a Alcalá y, a falta de 20 minutos dio entrada a Jairo y Aday en busca de más profundidad y más presencia ofensiva. El contragolpe local seguía haciendo daño y Giner estuvo a punto de sentenciar, pero su disparo salió desviado. La última y más clara ocasión fue para el Girona. Una gran jugada de Aday la remató Javi Álamo, pero se encontró una gran mano de Reina, evitando el empate. La profundidad ofensiva de Álamo propició varias jugadas de peligro, buscando el remate de Mata (no llegó a una por centímetros) o un rechace en busca de una segunda jugada. El gol no llegó y, finalmente, el Gimnástic se quedó con los tres puntos ante un Girona que buscará su particular revancha el próximo miércoles (20.30h) en Copa del Rey, en un partido donde tendrán la oportunidad los hombres menos habituales.

La frase de Machín: “Tenemos que mejorar para poder competir como lo ha hecho hoy el Gimnástic”.

Gimnástic 1-0 Girona
Gimnástic: Reina, Gerard Valentín (Xisco Campos, 47’), Xavi Molina, Pablo Marí, Mousa, Rocha, Fali (Sergio Tejera, 79’), Jean Luc, Emaná, Giner y Álex López (Marcos De La Espada, 25’).
Girona: Becerra, Álamo, Olivas, Richy (Alcalá, 60’), Lejeune, Clerc (Aday, 71’), Pere Pons, Granell, Rubén Alcaraz (Jairo, 71’), Felipe y Mata.
Goles: 1-0 Jean Luc (60’).
Árbitro: Piñeiro Crespo (Comité Asturiano). Amonestó a los locales Jean Luc y Fali y a el visitante Pere Pons.

Incidencias: Jornada 3 de la Liga Adelante. Nou Estadi de Tarragona. 5823 espectadores.

0 comentarios:

Publicar un comentario