Primer "Match Ball" por Jordi Bofill.

Posted by Penya Jandrista GFC On 11:12:00 0 comentarios

Primer “Match ball”


Por Jordi Bofill.

La realidad nos dice que el domingo podemos ser equipo de Primera División. Si, los extremos no suelen ser aconsejables. Es más, lo probable es que debamos esperar siete interminables días para poder serlo, si es que finalmente lo somos. Otra de las opciones es que para lograrlo debamos pasar por un infernal playoff de ascenso. Y la última, y peor de todas, que no lo consigamos. Pero la primera realidad, la que manda, en la que me quiero fijar, y en la que siento que es la correcta es que lo podemos lograr este fin de semana. No hablaré de las condiciones que deben darse para ello porque creo que de sobras es sabido. Ni me fijaré en las muchas estadísticas que creo juegan a nuestro favor para que se dé el caso. No contaré que vamos segundos en la clasificación a falta de dos jornadas dependiendo de nosotros. Si, si, leedlo bien. Segundos en la clasificación a falta de dos jornadas dependiendo de nosotros. ¿Os lo hubierais creído en agosto? Responderé por vosotros: no, no lo hubierais creído. Tampoco diré que somos, empatados con el ya ascendido Real Betis, mejor equipo de la liga como visitantes, con 39 puntos repartidos entre 12 victorias, 3 empates y solo 5 derrotas en 20 partidos. Prefiero hablar de sensaciones.


Y estas me dicen que este es un equipo fiable, de esos que no se dan por vencidos tan fácilmente y al que le gustan los retos, a poder ser, los retos mayúsculos. Un bloque sólido, al que una buena dirección sumada a la calidad humana y técnica de quienes la forman está a punto de llevarle a la gloria. Han superado miles de obstáculos para llegar hasta aquí, típico de este club. No olvidemos que han pasado buena parte de la temporada cobrando tarde y mal. Ya solo por eso su profesionalidad debe quedar fuera de toda duda. Inmersos en una venta a mitad de temporada, las declaraciones de uno y otro al respecto ha sido el desayuno de muchos en los periódicos. Otro factor a tener en cuenta y que muchas veces se olvida. Sin pasar por alto los peores momentos en forma de lesiones o desconfianza que en lugar de menguar la moral del equipo, han contribuido a fortalecerlo.


Por no hablar de cómo juegan. Si parece que lo hagan como los ángeles. Un fútbol nunca visto hasta esta temporada por Montilivi. Creer en lo que se hace. Disfrutar en cómo se hace. Y pelear por ello hasta las últimas consecuencias. Estas son las claves. Pueden parecer simples. Pero no lo son. Machín y el cuerpo técnico tienen mucho que ver en ello. Nunca han decaído pese a la tentación que a veces pueda suponer. Un grupo de futbolistas impagables que, sumados por la causa, se han convertido en un equipo imparable. La suma de las individualidades en beneficio del conjunto. Todos suman. Y nada tiene que ver eso en números, goles o intervenciones. No me refiero a eso. Cada uno aporta algo que nadie más puede aportar. Es la suma del todo. Por eso creo en ellos. Por eso sé que lo lograrán.




El domingo tienen la primera oportunidad. Sigamos disfrutando con y de ellos. Se lo han ganado...
       

0 comentarios:

Publicar un comentario