Crónica del Girona FC 1 - UE Llagostera 0. Por @BofillJordi1

Posted by Penya Jandrista GFC On 22:27:00 0 comentarios

Cada vez más cerca

por Jordi Bofill.

Seis puntos más para lograr el ansiado ascenso a Primera División. Sigue en nuestras manos la posibilidad tras el gol logrado por Sandaza a quince minutos del final que desencalló un partido que entraba peligrosamente en el terreno que más querían los visitantes. El Girona mereció el gol en una primera mitad donde fue claramente superior pero se topó con un magistral René, que abortó todas las opciones locales. Tras el descanso, el Llagostera se estiró algo más en busca del gol que les mantuviese con vida en su lucha particular por acceder a los playoff, aunque el peso del partido siguió en manos del Girona. Justa victoria de los locales, que tienen el ascenso, aunque muy lejos aún, a tocar como no lo habían tenido nunca hasta hoy.

Y eso que el partido se puso muy de cara desde el inicio. El equipo salió enchufado, con ganas de agradar a la afición que volvió a llenar Montilivi siendo el jugador número doce que tanto necesita este equipo. Antes de los diez minutos tuvimos la ocasión más clara de la primera mitad, en una contra perfectamente llevada por Cifuentes y rematada por Sandaza al palo izquierdo de la portería defendida por René. El Girona quería que el partido tuviese ritmo y buscaba espacios por donde se pudiese correr; mientras que el Llagostera se bastó con su solidez defensiva, apareciendo únicamente en jugadas de estrategia para inquietar la portería local. Ahí tuvieron dos los visitantes, con remates primero de Aimar y más tarde de Imaz, que se perdieron por encima del travesaño. Como ante el Zaragoza, fue Eloi quien dispuso de las mejores conducciones y quien manejó la ofensiva local. Un disparo suyo desde la frontal, fue desviado por René en una de las primeras aturadas de mérito de las que vinieron a continuación. Fue un quiero y no puedo hasta el final de la primera mitad. Múltiples ocasiones en los últimos quince minutos del primer tiempo donde René salvó a su equipo de irse al descanso con desventaja en el marcador. Antes, eso sí, hubo un momento de silencio en Montilivi cuando Querol recortó dentro del área, pudiendo incluso sufrir penalti si se hubiera lanzado, pero la ocasión termino mansamente a las manos de Becerra.

Desde principio de temporada, el Girona ha mantenido su apuesta por el juego ofensivo. Intenta llevar el control de los partidos y se sobrepone a cualquier adversidad que se le ponga delante. Últimamente, a todos estos registros, le podemos añadir el de los minutos de la avalancha. Porque eso parece cuando se les pone el gol entre ceja y ceja. Pasó el día de Osasuna, pasó ante el Barcelona B, y, con menor fortuna, ante el Zaragoza. Ayer volvimos a vivirlo. Fueron quince minutos de dominio total y con oportunidades de sobra para ampliar el marcador. Cifuentes y Juncà abriendo campo, siendo más extremos que interiores o laterales, Eloi y Granell actuando como falsos mediapuntas dejando a Pere Pons con la obligación de aguantar a la defensa ante cualquier pérdida de balón. Un lanzamiento centrado de Granell y una jugada ensayada de esquina que acabó con un flojo lanzamiento de Juncà fueron el preludio de la gran intervención de René a lanzamiento de Cifuentes tras un rechace en un córner. La última la volvió a tener Granell (¡menudo guante tiene en su zurda!), pero nuevamente el portero visitante desbarató la oportunidad. Se llegaba al descanso con el marcador inicial y con la sensación de que costaría mucho llevarse los tres puntos.

La segunda mitad empezó mucho más eléctrica que la primera por ambos bandos. Una clara ocasión a pelota parada de Juanjo que terminó fuera fue el primer aviso visitante replicado rápidamente en una nueva oportunidad para Sandaza, quién parecía no tener el día cara a puerta pese a intentarlo todo. Tras estas dos opciones, el partido entró en una fase de miedos e incertidumbre, con muchos balones perdidos por ambos equipos y con una peligrosa tendencia para los hombres de Machín de ritmo lento. Al Llagostera, ciertamente, era lo que más le interesaba. Cortar el ritmo del Girona e intentar dar la sorpresa en alguna jugada aislada. La entrada de Perea y de Arturo dieron otra marcha más al equipo, pero ayer un imperial Carles Mas no estaba dispuesto a dejar pasar a nadie. La entrada de Felipe, como en los últimos partidos es habitual, aportó aire fresco al equipo. Y en cinco minutos, el Girona tuvo tres grandes ocasiones. En una asistencia magnífica de Granell, Mata remató demasiado desviado solo ante René. La gente se desesperaba en Montilivi al ver como su equipo perdonaba tantas ocasiones. En una jugada individual Felipe se disponía a lograr el gol de la jornada en un chut desde la frontal que olía la escuadra, pero apareció René salvando una vez más al equipo. Parecía imposible. Hasta que apareció él.

Fran Sandaza. Las había tenido de todos los colores. Llevaba dos partidos sin marcar, camino del tercero. Con problemas físicos y haciendo un esfuerzo enorme en este último tramo de la temporada, cazó un balón rebotado dentro del área para batir a René con un chut lejos de su alcance. Era el 1-0 y un premio al buen partido del equipo. Lo intentó el Llagostera hasta el final pero la solidez defensiva de los locales solo les permitió inquietar con una jugada de Perea por banda izquierda que no encontró rematador. Tres puntos más que se quedaban en Montilivi y consolidan la gran dinámica del equipo quienes solo han perdido un partido de los últimos doce encuentros. En cualquier otra temporada ya seriamos de Primera. Nos falta un empujón más. No dudéis de que este equipo lo lograra.

Compromiso, calidad, implicación, fe, carácter... Tantos y tantos adjetivos con los que calificar a este grupo de jugadores, que llevan camino de lograr la campaña más brillante de la historia del club sino es que no lo han hecho ya. El ejemplo más claro de todo ello lo podemos resumir a la perfección en Lejeune. Operado esta misma semana, se sacrificó por el equipo poniendo en cierto riesgo su estado físico por el bien de todos. Ante una semana dura (humanamente hablando) por la grave lesión de Ramalho, que estará de baja entre 4 y 6 meses, ejemplos así explican el porqué este equipo está donde está pese a no ser un candidato al inicio de temporada. Gracias. Sois enormes.

La frase del partido:Después de todo lo que hemos pasado, no se nos puede escapar” (Sandaza, delantero del Girona)



40ª Jornada

Girona FC 1
UE Llagostera 0


Ficha técnica

Girona FC: Isaac Becerra; Cifu (Aday, min,89), Mas, Richy, Lejeune; Juncà, Pere Pons, Granell, Eloi Amagat (Felipe, min.72); Mata (Rovirola, min.93); y Fran Sandaza.

Llagostera: René; Masó (Enric Pi, min.80), Alcalá, Aimar, De los Reyes; Tito, Pitu, Querol, Imaz (Perea, min.71); Sergio León (Arturo, min.65) y Juanjo.
Goles: 1-0, min.75: Fran Sandaza.

Árbitro: Muñoz Mayordomo (comité castellano-manchego). Amonestó al locales Mata y a los visitantes Querol, Tito, Pi y De los Reyes.

Incidencias: Partido correspondiente a la 40ª jornada de la Liga Adelante disputado en Montilivi, ante 8.735 espectadores. 


0 comentarios:

Publicar un comentario