Felipe Sanchón en 20 preguntas

Posted by Penya Jandrista GFC On 20:00:00 0 comentarios


Felipe Sanchón Huerta (Barcelona, 8 de Abril de 1982) pasó de jugar en el colegio a jugar en el Barça. De hecho, todavía no tenía ni la edad (siete años) para integrarse al equipo alevín, y el Barça lo envió a la PB Collblanc. Todavía en edad benjamín, se incorporó al alevín B del Barça. Y a partir de ahí, fue subiendo peldaños sin parar. En aquel alevín B coincidió con Victor Valdés, y junto con él, empezó su andadura en la cantera del Barça.

Felipe iba superando etapas, pero cada vez veía más lejos el primer equipo, porque era consciente de la dificultad de conseguirlo. Eran otros tiempos y había épocas en que no se contaba tanto con el plantel. Después de su destacado paso por el juvenil azulgrana (2000/01), y el Barça C (2001-2003), llegó al Barça B la temporada 2003/04 que disputaba el campeonato de Segunda B. Allí coincidió con compañeros como: Jorquera, Verdú, Sergio García, Rodri, Cristian Hidalgo o Expósito, además de Leo Messi, que debutó. El zurdo jugó 22 partidos (15 de titular) y marcó un gol. Pero le tocó vivir el peor momento: La salida. No por dejar el Barça, sino por todo lo que había vivido durante tantos años. Los que entraron decidieron que no valía, y se tuvo que ir para hacerse un lugar en el fútbol.

Con 22 años, buscó en la UE Figueres la primera experiencia lejos del Miniestadi. En aquella temporada 2004/2005, disputó en Segunda B 14 partidos, 7 como titular, jugando 2 partidos completos y acumulando 589 minutos en total. Tras no cuajar en el Figueres, ya en la temporada 2005/2006, fichó por un Girona FC que estaba montando un buen equipo para ascender a Segunda B. En la que sería su primera etapa con la camiseta blanc-i-vermella, hizo su mejor temporada hasta la fecha como futbolista desde su salida del Barça. Marcó 21 goles en 35 partidos, y llegó a disputar el play-off de ascenso a Segunda B. Aquel famoso play-off donde el Eldense apeó al Girona del ascenso a la categoría de bronce en la última eliminatoria.

Después de esa gran temporada, volvió a probar suerte en la Segunda División B y fichó por el CE L’Hospitalet. Aquella temporada dejó imprenta en la historia del Hospi con una de las mejores temporadas que se le recuerdan. Bajo la batuta de Juan Carlos Oliva, Felipe realizó una grandísima temporada marcando 20 goles en 39 partidos. Realizando partidos épicos y de gran recuerdo, como el 3-1 al Barça B donde el pequeño gran futbolista marcó los tres goles. Aquel modesto proyecto del CE L’Hospitalet 2006-2007, acabó con el equipo cuarto clasificado en Liga y con una eliminatoria de play-off de ascenso a Segunda División de regusto amargo ante el Eibar, culminada con un despropósito arbitral en Ipurúa.

Su enorme temporada en aquel Hospi, llamó la atención de muchos equipos, pero finalmente fue el Aris de Salónica, de la Superliga griega, el que consiguió su fichaje por dos temporadas. Su año y medio en Grecia fue un quiero y no puedo, actuando más como revulsivo y sin lograr oportunidades suficientes para demostrar su calidad con balón y su peligro llegando a portería. En el mercado invernal de la 2008/2009 el Girona FC volvió a interesarse por él y consiguió su cesión hasta final de temporada. En aquella temporada y en solo seis meses, Felipe fue importante en el equipo, consiguiendo 6 goles en 17 partidos, convirtiéndose en el pichichi del equipo y pieza clave para la permanencia del Girona FC en Segunda División.

Tras esos estupendos seis meses en el Girona, el Udinese lo fichó con la idea de cederle sus derechos deportivos al Granada CF de su socio Quique Pina. El jugador era pretendido por el Levante, con quien tenía ya un principio de acuerdo, pero la mano de Pina hizo que aceptase la oferta del Udinese para llegar al Granada CF cedido por dos temporadas. Al futbolista barcelonés le encandiló el proyecto y por eso decidió recalar en el Granada pese a que jugaba en Segunda B. Aquella temporada 2009/2010, no fue la más goleadora de su carrera, solo marcó 4 goles en 33 partidos, pero contribuyó con su juego para que el Granada CF ascendiera a Segunda División.

En la temporada 2010/2011 comenzó en la plantilla del Granda CF. Tras su poco protagonismo en su vuelta a la categoría de plata, (5 partidos jugados, con 75 minutos en total) y su poca fortuna con las lesiones, se fue cedido al Gimnàstic de Tarragona en el mercado invernal. Sus seis meses en el Nàstic entrenado por Juan Carlos Oliva, su gran valedor después de coincidir en aquel gran Hospi de la temporada 2006-2007, fueron claves para ayudar al equipo tarraconense a mantener la categoría. Jugó 18 partidos a un gran nivel, llegando a ser titular indiscutible y marcando 4 goles. Ya en la temporada 2011/2012 y pese al interés del Nàstic en hacerse con sus servicios, rescindió con el Udinese y acabó fichando por el Hércules CF que le ofreció un buen contrato de dos temporadas.

En esa temporada, pese a no ser titular y tener un rol más de revulsivo, contribuyó con  4 goles en 28 partidos y ayudó al Hércules CF a acabar 5º en la clasificación, en la que llegó a disputar play-off de ascenso a la Liga BBVA. En aquella temporada, el Hércules fue eliminado en la primera ronda por el Alcorcón. Ya en la temporada 2012/2013 y pese a tener un año más de contrato, rescindió con el Hércules y volvió al Girona FC fichando por 2 temporadas, en la que sería su tercera etapa en el club blanc-i-vermell.

Esa gran temporada con Rubi en el banquillo, volvió a sentirse importante en el equipo contribuyendo con 10 goles en 41 partidos, y se quedó a las puertas del ascenso a Liga BBVA cuando el Almería apeó al Girona FC en la última eliminatoria de ascenso a la máxima categoría del fútbol español. Desde entonces, ha conseguido al fin la regularidad y la importancia que necesitaba. Tras dos temporadas rindiendo a un gran nivel, este tercer año está siendo uno de los mejores a todos los niveles para Felipe Sanchón. Con 32 años, sus diez goles hasta ahora van camino de igualar e incluso mejorar sus mejores cifras, y su rendimiento invita a pensar en que el Girona FC puede luchar por el ascenso. El premio de jugar con el Girona FC en la Liga BBVA sería un reconocimiento merecido para un jugador diferente, con un talento innato y una calidad técnica envidiable. Sin duda, Felipe, el jugador franquicia, va a ser determinante en el futuro de un Girona, esperemos, de PRIMERA DIVISIÓN.

1) ¿Si no hubieses sido futbolista?
Fui mal estudiante, así que no se que hubiera sido de mi.

2) ¿Una preocupación?
Que mi familia y amigos tengan salud.

3) ¿Prefieres las mujeres rubias o morenas?
Morenas.

4) ¿Un compañero de aventura?
Mi amigo Gustavo.

5) Una comida. 
Canelones caseros.

6) ¿Carne, pasta o pescado?
Carne.

7) ¿Vino o cerveza?
No me gusta ninguna de la dos.

8) ¿Agua o refresco?
Refresco.

9) ¿Un libro o la play?
Siempre fui de play hasta que estuve en Grecia y me aficioné a leer. Así que un libro.

10) ¿Un lugar para pasar las vacaciones?
Menorca.

11) ¿Un lugar para vivir?
Sant Boi, mi pueblo.

12) ¿Alguna manía?
Intento repetir alguna rutina los días de partido en los que fue bien.

13) Un objetivo personal.
Poder estar preparado para cuando tenga que dejar el fútbol.

14) Una anécdota.
Estar jugando un partido de la liga Griega, y que el árbitro pare el partido porque nuestro presidente bajó al campo para hablar con él por un fuera de juego que pitó.

15) ¿Hincha de...?
Barça.

16) Una virtud.
La honestidad.

17) Un defecto.
Ser demasiado autocrítico.

18) Un momento para recordar.
El nacimiento de mi hija.

19) Un momento para olvidar.
El penalti contra el Almeria.

20) Un deseo.
Ascender con el Girona.

0 comentarios:

Publicar un comentario