Artículo de opinión: "Algo" Por Gerard Bellera

Posted by Penya Jandrista GFC On 14:53:00 0 comentarios

Algo

por Gerard Bellera.

22 jornadas y aún no salgo de mi asombro. 41 puntos y la sensación de que, últimamente, nos hemos acostumbrado a ganar. No busquen en toda la historia un Girona FC que visite campo rival y gane sus partidos como sea: a trompicones, de rebote o con gol postrero. De hecho, sólo el alabado Rubi y un árbitro murciano pueden llenarse la boca de habernos derrotado fuera de Montilivi.

Mi reflexión no es un acto de desmerecimiento, todo lo contrario. Pretende ensalzar lo intangible, lo poco valorado, lo que en ningún museo te van a comprar, lo que ni yo sé lo que es, pero es algo. Como aquella de la que no te quedarías nunca embobado. Como aquella que no resaltaba entre su grupo de amigas. No es como con la que tú estabas hace dos años, pero ésta tiene algo.

Algo que no sabría definir. Algo que te hace vencer en una carambola entre dos centrales del equipo rival. Algo que te hace salir victorioso de una tarde de viento con un gol en el 90+1 a trompicones y a duras penas de Butarque, donde aún recuerdan la única noche que se fueron de vacío hasta ahora. Algo que te hace ser invencible en campos históricos donde en el añadido pareces sentenciado, pero consigues dar un último coletazo. Algo que te hace salir vivo del antiguo Sadar cuando menos te lo merecías. Algo que hace que Lolo Plá aún no se lo crea. 

Me niego a pensar que son golpes de suerte. La suerte no suele ser reincidente tantas veces, no al menos cuando hablamos de fútbol. Me niego a pensar en la alternancia de años positivos y negativos, aunque no pueda evitar ir menos acojonado en año impar. Pero también me niego a dejar de soñar, porque mi equipo todavía no me ha dado ninguna señal para ello.

¿A Primera? Me conformo, antes, con volver a vivir esa sensación de estar cerca de algo que nunca habría imaginado. Tuve, entre bofetada y bofetada del Almería, la sensación de que nunca jamás volvería a vivir un partido como ese, donde tu único objetivo al final del partido es verte en lo más alto. Y ahora, a pesar de su lejanía, vuelvo a pensar en ello. Queda mucho, no me fío y no las tengo todas conmigo, pero este Girona tiene algo.



0 comentarios:

Publicar un comentario